EFEValència

El sindicato CSIF ha exigido a la Conselleria de Sanidad que le proporcione, por escrito, "información clara y veraz sobre la estrategia y el plan de vacunación" tanto para la segunda dosis de la vacuna Pfizer como para la primera de Moderna, y ha reclamado más personal para acelerar el proceso.

CSIF ha registrado un documento ante la Administración en el que advierte de deficiencias, como la falta de un listado riguroso de profesionales a vacunar o el hecho de que no den fecha para administrar la segunda dosis después de vacunar de la primera, según un comunicado del sindicato.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) recalca, en el citado escrito, que existe "una falta de coordinación por parte de la Administración y ausencia de gestión de las dosis administradas".

Como ejemplos, subraya que "ningún profesional vacunado ha recibido cartilla de vacunación con el tipo ni lote de vacuna" e indica que algunos "han obtenido un justificante donde solamente consta la fecha de vacunación y su nombre; otros, ni siquiera eso".

Además, añade el sindicato, a los profesionales sanitarios "no se les comunica fecha para la revacunación de la segunda dosis".

Según CSIF, por falta de información, "desconocemos si Conselleria mantiene un almacenamiento preventivo de dosis de Pfizer y en qué cantidad" y "aunque esta semana debería arrancar el plan de vacunación con Moderna, tampoco tenemos información de la estrategia a seguir".

Aunque reconoce "la complejidad y laboriosidad del proceso de vacunación", lamenta la actual falta de planificación, "a pesar de que desde junio, cuando Pfizer anunció que suministraría las primeras vacunas, Conselleria de Sanidad ha tenido tiempo suficiente para establecer una estrategia y un plan de vacunación acorde a las circunstancias, que permita la administración ordenada de las vacunas y la celeridad requerida del proceso".

En lugar de preparar la campaña, "la vacunación arrancó sin planificación, sin estrategia unificada en todos los departamento y de manera totalmente improvisada, algo impropio de un sistema sanitario mínimamente organizado", denuncia.

Ante esta situación, ha planteado un listado de peticiones de respuesta urgente a Conselleria de Sanidady y reclama, además de información sobre el plan de vacunación, cartillas de vacunación o similar donde conste el tipo de vacuna y el resto de datos.

También requiere "el número total de vacunas que han llegado a la comunidad, las que se ha suministrado y el número de dosis no administradas".

CSIF pregunta por la estrategia para revacunar si se retrasa el envío de las dosis necesarias para poner la segunda a aquellos grupos que ya han recibido la primera, al igual que si existe un plan de almacenamiento preventivo de dosis de Pfizer.

Además, requiere el listado de personal por profesionales o grupos de riesgo para llevar a cabo una vacunación ordenada, el número de profesionales de primera línea aún pendiente de la primera dosis, cuándo se va a vacunar a los profesionales de la sanidad privada, y quiénes son los responsables del proceso de vacunación, seguimiento, comunicación y su distribución.

Igualmente, reclama "personal de refuerzo y recursos necesarios para garantizar que pueda acelerarse el proceso de vacunación y revacunación",

Por último, exige información sobre "el número de profesionales sociosanitarios pendientes de recibir la primera dosis de vacunación, así como la estrategia de vacunación de los geriátricos con focos de contagio".

Consultada por la Agencia EFE, la Conselleria de Sanidad aún no ha dado su versión sobre la petición realizada por el sindicato CSIF.