EFEValència

El flamenco de Rocío Molina y Eduardo Guerrero, dos de los bailaores más pujantes de la actualidad, y el estreno de "Intensamente azules", del madrileño Juan Mayorga, Premio Nacional de Teatro en 2007, destacan como las grandes apuestas de la temporada en el Teatre El Musical (TEM) de València.

La concejala de Cultura, Maite Ibáñez, ha presentado este jueves los detalles de la nueva programación del teatro ubicado en plena plaza del Rosario del Cabanyal, que hasta mediados de enero acogerá una docena de propuestas artísticas donde también tendrán cabida la danza contemporánea y los nuevos lenguajes escénicos.

La línea de flamenco subirá al escenario el 23 de noviembre con "Impulso", un modo de investigación previo a la producción de una nueva pieza de Rocío Molina, y el 20 de diciembre la nueva propuesta de Eduardo Guerrero, "Sombra efímera II".

Además del flamenco, también habrá espacio para el teatro documental de Microsopía y Oligorel, con su obra "La melancolía del Turista", y para Juan Mayorga, que también es Premio Nacional de Literatura Dramática (2013), con "Intensamente azules".

Entre los nuevos talentos figura la joven catalana Claudia Cedò y su "Gossa en un descampat", una historia de superación de una pareja que pierde al hijo que esperan, un relato que planta cara al miedo en una narración sobre la maternidad.

Como destacado fichaje extranjero se presenta al coreógrafo francés Pierre Rigal, que viene por primera vez a València para presentar "Scandale", un espectáculo con música en directo y ritmos urbanos que desafía los límites de la anatomía.

La nueva temporada incluye también danza contemporánea con Valencia Dancing Forward, cuyo director artístico, Joan Crespo, ha avanzado que su espectáculo se alternará con la danza clásica.

En cuanto a la escena local, la concejala ha confesado que han intentado darle "mayor visibilidad" a compañías valencianas.

La primera es El Pot Flotant, que el 26 y 27 de octubre presenta "Acampada", que aborda el tema de la convivencia y de la comunicación, donde aparecen seis personajes "con capacidades muy diversas", según Jesús Muñoz, uno de los creadores de la obra.

"Es una obra que trata de crear un espacio diverso, no sólo en el escenario sino también en el patio de butacas; 'Acampada' no está completa, lo hace el espectador con su interpretación", ha añadido.

Los días 7 y 8 de enero será el turno de "Fraude", de Eva Zapico, una pieza con un concepto escénico llamado "dramaturgia de la imagen" donde la corporeidad y el movimiento de los actores tienen tanta importancia como la palabra.

Bramant Teatre transformará los días 11 y 12 de enero todo el edificio en escenario para presentar "Diosas", un nuevo espectáculo en el que el público se desplaza de un espacio a otro para conocer varias historias relacionadas con la maternidad y basadas en experiencias de las actrices que la interpretan.

La selección de esta nueva temporada es obra de la coordinadora artística del TEM, Olga Álvarez. EFE