EFEAlicante

El pleno del Ayuntamiento de Alicante ha aprobado este jueves una declaración institucional promovida por el equipo de gobierno, el bipartito compuesto por PP y Cs, por la que se defiende la permanencia de los disparos de las ‘mascletàs’ de Fogueres en la Plaza de Los Luceros.

Además, la iniciativa expresa la oposición del Ayuntamiento a que el Consell “prohíba” su celebración en ese emplazamiento, después de que el Servicio Territorial de la Conselleria de Cultura en Alicante formulase un requerimiento para que se concretasen las medidas de protección que se preveía implantar en la conocida como Fuente de Levante durante la celebración del concurso pirotécnico de las fiestas, dado que dicho monumento ha sido incorporado al catálogo de protecciones municipales con la condición de Bien de Relevancia Local (BRL).

La declaración ha quedado aprobada con los 16 votos de los concejales de PP, Cs y Vox, mientras que los 13 concejales de PSOE, Unides Podem EU y Compromís han votado en contra. Lo cierto es que el PSOE ha planteado la posibilidad de que se pudiese votar los distintos puntos recogidos en la declaración por separado, aunque la solicitud no se ha admitido.

En el debate, las portavoces de PP y Cs, Mari Carmen de España y Mari Carmen Sánchez, respectivamente, han defendido la continuidad de los disparos en la céntrica plaza frente a los “ataques” que, a su juicio se habrían realizado frente a su permanencia, y han recriminado el “uso político” que, en su opinión, se hizo con la emisión de ese requerimiento a pocas semanas de la celebración de las fiestas.

De igual modo, han reprochado la “hipocresía” de representantes del eje progresista que después se pusieron “en la foto” durante el desarrollo de las ‘mascletàs’.

Por su parte, el portavoz del PSOE, Paco Sanguino, ha expuesto que "las fiestas son de todos” y ha asegurado que se debe entender como “normal que se requiera información” por parte de la Generalitat, como ha sucedido con el desarrollo de otras fiestas.

Así, ha calificado la iniciativa de “bulo”; una apreciación compartida por sus homólogos de Unides Podem EU y Compromís, Xavier López y Natxo Bellido, respectivamente.

El primero ha considerado que la declaración del bipartito era “una pataleta contra el personal funcionarial de la Generalitat para tratar de “ocultar el desastre organizativo de las fiestas que está hundiendo a las comisiones”. Y el segundo ha solicitado, en un ruego previo, que se elabore un estudio “riguroso” y “sin apriorismos” para evaluar si los disparos generan daños sobre el monumento.

Por último, el alcalde, Luis Barcala (PP), ha intervenido para reiterar que “las ‘mascletàs’ son Luceros y Luceros son ‘mascletàs’” e instar a los que “no entienden las fiestas a quitarles las manos de encima”.

Con anterioridad, en la misma sesión plenaria, los 16 concejales que suman PP, Cs y Vox han rechazado la moción presentada por Unides Podem EU y Compromís para que se constituya una nueva comisión de investigación para esclarecer la denuncia de complot desvelada por el comisario principal de la Policía Local durante su declaración ante la comisión de investigación creada por el conjunto de los grupos políticos con el fin de dilucidar la supuesta manipulación de las últimas oposiciones al cuerpo celebradas en el Ayuntamiento.

Los representantes de las tres fuerzas del eje progresista han considerado necesario que se esclarezca la existencia de esa presunta trama apuntada por el jefe del cuerpo con la supuesta intención de forzar su destitución. Así, han instado a PP y Cs a cumplir con el compromiso de transparencia adoptado por el bipartito al constituir la comisión sobre el desarrollo de las oposiciones.

Por su parte, tanto De España como el portavoz de Vox, Mario Ortolá, han considerado que esa comisión era innecesaria, puesto que esa denuncia ya está judicializada y se encuentra bajo investigación policial. EFE

1011845

rng/gra