EFEBenidorm (Alicante)

Un ejemplar de boa esmeralda del parque de naturaleza y animales de Benidorm, Terra Natura, se encuentra embarazada después de quince años de intentos, según ha confirmado el equipo de herpetólogos del complejo.

La reproducción de esta especie es extremadamente complicada de conseguir en cautividad.

La pareja de boas esmeralda que habita en este centro, dedicado a la conservación de la biodiversidad, comenzó a aparearse en febrero pasado, ha indicado Terra Natura en un comunicado.

Los cuidadores han realizado un seguimiento de esta fase, en la que se han observado dos cópulas en febrero, otras dos en marzo, una en abril y dos en mayo.

Tras apreciar un hinchazón que cuadraba con el estado de gravidez, se optó por realizar una radiografía a la hembra para confirmar la causa de ese aumento de tamaño y verificar su estado de salud.

Esa prueba ha determinado la aparición de tres folículos, aunque se sospecha que puede haber incluso alguno más, pero, debido a su gran tamaño, no se ha podido concretar aún.

Al medir dos metros de largo, no se pudo practicar la prueba radiográfica a lo largo de todo el cuerpo de la serpiente, por lo que no se descarta que pueda haber algún otro folículo con más crías en su interior.

Estas boas son ovovivíparas, por lo que pare a las crías vivas. De ahí que su gestación sea tan larga y llegue hasta los siete meses de duración.

Se trata de una especie muy complicada a la hora de mantener y de lograr que se reproduzca, puesto que las exigencias e indicadores ambientales que necesita para ello son diversos y complejos. La hembra tiene nueve años de edad y el macho cuatro años.

El herpetólogo y responsable de la exposición de criaturas venenosas de Terra Natura Benidorm, David Martí, ha manifestado que están "muy ilusionados de que todo vaya por el buen camino y que los cuidados" que dan "a esta especie hayan favorecido su gravidez después de tantos años intentando que sucediera".

"Esperamos que dentro de unos meses podamos presenciar el nacimiento de las crías, cuya puesta suele rondar entre las nueve y quince crías de media", ha añadido Martí.