EFEValència

Entidades memorialistas, partidos políticos y sindicatos han firmado este jueves un manifiesto conjunto en el que piden la construcción de un mausoleo-memorial en el cementerio de Paterna (Valencia) que albergue los restos de las víctimas del franquismo exhumados de las fosas comunes.

Del mismo modo, reclaman la rehabilitación del Paredón "El Terrer", declarado Bien de Relevancia Local por el Ayuntamiento de Paterna, y la construcción de un centro de interpretación, así como su declaración, junto a las Fosas Comunes, como "Lugares de Memoria Democrática del País Valenciano".

El manifiesto conjunto ha sido presentado hoy en rueda de prensa, en la que han participado representantes de la Coordinadora de Asociaciones para la Memoria Democrática del País Valencià (CAMDE-PV) y la Plataforma de Asociaciones de Familiares de Fosas Comunes de Paterna.

Se han sumado también a la petición las formaciones de Compromís, Esquerra Unida PV, Izquierda Republicana PV, Partido Comunista del País Valenciano, Partido Comunista de los Pueblos de España, Podemos, el PSOE y los sindicatos CNT València, CCOO-PV, Intersindical Valenciana y UGT-PV, informa CAMDE-P.

El presidente de CAMDE-PV, Ángel González, ha calificado el acto de hoy y la forma del manifiesto como "un acto histórico de generosidad y compromiso de todas las fuerzas progresistas del País Valenciano", además de resaltar que los restos de las víctimas exhumadas hayan tenido un destino "digno" y de reconocimiento.

La propuesta de creación del mausoleo-memorial surgió en 2019 a instancias de la Plataforma de Asociaciones de Familiares de las Fosas de Paterna, para albergar los restos que cada asociación de familiares decida, respetando la legislación y derechos que afecten a estas víctimas y sus familiares.

La Conselleria de Participación, Transparencia, Cooperación y Memoria Democrática subvencionó el diseño del anteproyecto, elaborado por un equipo interdisciplinar, de Espacio Memorial colectivo modular y ampliable, que pueda acoger los restos exhumados, dispuestas en nichos individuales perfectamente clasificados y etiquetados.

Este espacio pretende además facilitar a los investigadores un seguimiento que posibilite la identificación posterior con nuevas técnicas de ADN con las muestras que estarán conservadas en el Banco de ADN que ya está creándose para este fin.

"A día de hoy ya son centenares los restos no identificados o reclamados que esperan almacenados en Paterna, de manera provisional bajo custodia del Ayuntamiento, hasta encontrar un lugar digno para su reinhumación", indican los firmantes del manifiesto.

Advierten además de que los restos no dejarán de crecer a medida que avancen las exhumaciones, dado que el porcentaje de identificaciones actualmente es muy bajo, bien por incompatibilidad de los familiares, por el estado de degradación del ADN de los restos óseos, o bien por las técnicas de extracción empleadas hasta el momento.

La consellera de Memoria Democrática, Rosa Pérez Garijo, ha sido la encargada de cerrar el acto y ha agradecido a las entidades memorialistas que "hayan mantenido durante décadas una lucha constante por la recuperación de la memoria ante la pasividad de las administraciones".

Pérez Garijo ha remarcado asimismo la necesidad de "acabar con la existencia de las fosas comunes para reconstruir un país sobre bases más democráticas".