EFEValencia

La Fundación Oceanogràfic, CACSA y el Ministerio de Defensa han impulsado un proyecto pionero de asistencia social y conservación de la especie de los leones marinos, en el que se evaluará el potencial de estos animales en actividades como rescates y la lucha contra la contaminación marina.

El jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), Fernando García Sánchez, el director general de CACSA, Enrique Vidal y la presidenta de AVANQUA, Celia Calabuig, han firmado hoy un acuerdo de colaboración para el desarrollo de este proyecto, que nace de la efectividad demostrada por estos animales en los entrenamientos y su capacidad de buceo en aguas revueltas y grandes profundidades.

La Fundación Oceanogràfic impulsa esta iniciativa dentro de una de sus líneas de trabajo que evalúa el potencial de esta especie en actividades relacionadas con la protección de vidas humanas, búsqueda, rescate, lucha contra la contaminación marina y otras acciones que puedan mejorar la capacidad de salvamento de las Fuerzas Armadas, ha informado la Generalitat en un comunicado.

El acuerdo contempla también el desarrollo de diferentes líneas de investigación que permitan obtener información valiosa desde el punto de vista fisiológico y sanitario que redunde en la protección de esta especie y en la conservación de las poblaciones salvajes.

La idea de este proyecto nace de la efectividad demostrada por estos animales en la respuesta al entrenamiento, equiparable a la de los perros que colaboran en emergencias, además de su capacidad de buceo en aguas revueltas y a grandes profundidades, y pretende dar un paso más y evaluar su posible aplicación con fines de interés social, han indicado las mismas fuentes.

A la firma del acuerdo han asistido también la consellera de Justicia, Gabriela Brav,o y el secretario autonómico de Turismo, Franscesc Colomer, y durante el acto se ha realizado una demostración de un entrenamiento realizado por parte del equipo responsable del bienestar y salud de los animales.

Este proyecto persigue además contribuir a mejorar los conocimientos y el estado de estos animales tanto en sus áreas geográficas de origen como los que viven bajo en espacios como el Oceanogràfic.

Para ello se cuenta con el apoyo del Centro de Vigilancia Veterinaria en Sanidad Animal (VISAVET) que contribuirá a impulsar las líneas de investigación que permitan obtener un mayor conocimiento sobre la fisiología, la sanidad y el bienestar de esta especie, y de esta manera desarrollar políticas de protección que contribuyan a mejorar el mantenimiento de esta especie.

Entre otras líneas de trabajo, se realizarán trabajos de inmunotoxicología, seguimiento del bienestar animal con muestras de saliva o pelo, estudios sobre la capacidad de buceo o del metabolismo así como el desarrollo de vacunas específicas.