EFEValència

La doctora en informática, licenciada en lingüística y experta en dislexia, Luz Rello, defiende la necesidad de que al menos en pruebas que determinan el futuro de un alumno, como la Selectividad, se tenga más en cuenta el contenido que las faltas de ortografía para los niños que padecen este trastorno oculto.

Rello ha participado este sábado en la cuarta Jornada Pedagógica Rubio, organizada por la editorial de cuadernos didácticos, que reúne a profesionales del sector educativo para compartir sus experiencias metodológicas con más de 300 docentes, y que este año ha abordado temas como la Inteligencia Artificial, las altas capacidades y la innovación.

Para la experta, el siguiente paso ha de ser investigar en las fortalezas de la dislexia para aflorar las áreas en las que destacan estas personas, como podrían ser la memoria visual, el emprendimiento o la creatividad, según ha informado la organización del encuentro en un comunicado.

Rello, diagnosticada de dislexia a los diez años de edad, diseñó durante su estancia como investigadora en Estado Unidos la aplicación "Dytective" que, gracias a la participación masiva de diez mil personas, integra 42.000 ejercicios para mejorar las habilidades de cada niño, según sus fortalezas y debilidades.

Con esta aplicación, los niños pueden trabajar diferentes áreas, como la de Competencias Lingüísticas, Memoria de trabajo, Funciones ejecutivas, Rendimiento o Desempeño y Procesos perceptivos.

En España se estima que hay más de cuatro millones y medio de personas con esta condición, 800.000 de los cuales son niños en etapa escolar y ha señalado que a estos niños les explicaría que "tienen que hacer un esfuerzo extra durante estos años, ya que probablemente sea su etapa más dura, pero que luego todo será más sencillo".

En el encuentro ha participado también Julio Fontán, creador de la metodología FRE (Educación Relacional Fontán, por sus siglas en inglés) y la red de escuelas Fontán, quien se ha mostrado crítico con "los pobres estándares curriculares en educación".

El director de la Red Internacional de Colegios Fontán ha desgranado las bases de su metodología en la que los estudiantes tienen un plan individual, personalizado por cada alumno según sus intereses y por sus ritmos de trabajo, un modelo que ha sido reconocido por Microsoft por su innovación.

Implantado ya en ocho países, entre los que se encuentra España, concretamente en el País Vasco, en este modelo educativo los niños no tienen horarios ni exámenes, por lo que para ellos no existe el concepto de evaluación, ya que esta innovadora metodología está ideada para que todos los alumnos consigan la excelencia en sus resultados.

"Cuando los alumnos que ya están en la universidad vuelven al colegio, siempre nos dicen que la universidad es como estar en Primaria. Los profesores preparan los contenidos, los entregan y les dicen qué tienen qué hacer y cómo hacerlo", ha relatado Fontán.

Además, los grupos son multi-edad, es decir, que se configuran por estudiantes de todas las edades, para así "eliminar la competitividad entre ellos y acabar con el 'bullying' en las aulas".

Esta rompedora metodología también cuenta con lo que denominan mesas de gobierno" en las que los alumnos evalúan la trayectoria del grupo quincenalmente y se establecen nuevas metas, en las que cada alumno tiene un rol y todos se sienten parte de la gestión del colegio, ha señalado el director.

Por último, Pilar Serna y Javier Caballero, del CEIP El Fabraquer del Campello (Alicante), creadores del programa Conecta-T de enriquecimiento a niños con superdotación y altas capacidades, han lamentado la falta de recursos generalizados para poder ayudar a estos niños.