EFEValència

El brote de botulismo aviar que se detectó el pasado 17 de julio en el Tancat de la Pipa, en el parque natural de L'Albufera, ha finalizado tras haber matado a un total de 659 aves y haber enfermado a otras 91.

SEO Birdlife en la Comunitat Valenciana, que gestiona el parque junto a Acció Ecologista Agró, ha destacado que el brote se ha contenido y erradicado en apenas un mes, gracias a la "rápida aplicación del protocolo", según un comunicado de la organización medioambiental.

El brote ha afectado a veintiuna de aves de este enclave de gran valor ecológico, entre ellas y en mayor medida el ánade azulón o collverd (Anas platyrhynchos), la especie más abundante en el parque con una población estival de entre 4.000 y 5.000 individuos y de entre 10.000 y 20.000 en invierno, según SOE Birdlife.

Además, el botulismo también ha afectado a otras especies como la cigüeñuela, con casi cuarenta muertes; y la garceta común, con una treintena, así como a la gaviota reidora, el morito, la focha común y la gallineta común.

Las primeras aves muertas se detectaron durante la elaboración de un censo y ante la sospecha de que era botulismo, se aplicó el protocolo de secado del Tancat, que está previsto que permanezca así hasta mediados de septiembre, y la retirada de cadáveres e individuos enfermos.

Hasta el lunes 19 de agosto, según datos de la organización ambiental, se han retirado 659 aves muertas y se han trasladado al Centro de Recuperación de Fauna "La Granja" de El Saler otras 91 enfermas, de las cuales 35 ya se han recuperado o están pendientes de ser liberadas.

Del total, 547 corresponden al collverd, que en esta época está mudando todas sus plumas y es incapaz de volar y de propagar la intoxicación, aunque es más propenso a enfermar.

Al coincidir el brote con la temporada de nidificación ya finalizada, la enfermedad no ha afectado a las especies reproductoras presentes en el Tancat de la Pipa, una de les áreas de cría más importantes de L’Albufera.

En las dos primeras semanas el brote era más virulento pero en los últimos días las aves muertas y enfermas han ido descendiendo de forma gradual, y en las prospecciones de los últimos días, no se ha encontrado ningún animal enfermo o muerto reciente, por lo que "se puede afirmar que el episodio de botulismo ha finalizado hoy".

El secado del Tancat de la Pipa se estableció como la "medida más rápida y eficaz para controlar y erradicar este episodio de botulismo", según las fuentes, que han indicado que se tomó la decisión junto a la Conselleria de Transición Ecológica y el servicio de Devesa-Albufera del Ayuntamiento de València.

La Confederación Hidrográfica del Júcar activó el protocolo de emergencia y ha actuado con maquinaria para facilitar las labores de secado, durante las cuales se han retirado 1.260 toneladas de peces por anoxia (disminución del oxígeno), de las que el 99 % corresponde a carpas, una especie declarada exótica e invasora.