EFEValencia

El presidente de la Asociación de Derecho Sanitario de la Comunitat, Carlos Fornes, ha explicado que "la crisis sanitaria que estamos sufriendo viene acompañada por numerosas situaciones injustas para el personal sanitario. Una de las más preocupantes la tenemos con los opositores MIR que este año tienen que elegir plaza, y ven cómo la solución que se les plantea es totalmente perjudicial para ellos".

Por ello, la ADSCV reclama en un comunicado al Gobierno que escuche a este colectivo y rectifique su planteamiento, ya que "algo tan importante como la elección de especialidad y destino no se puede despachar con una plataforma telemática y una flagrante falta de transparencia en la información".

"Además -ha continuado Fornes- haría bien la Administración en valorar en su justa medida el papel fundamental que los MIR están desarrollando en esta crisis del COVID-19. El pago que reciben a cambio es inaceptable, ya que un procedimiento de elección telemática en diferido mediante una lista de preferencias enviada 12 horas antes de la adjudicación, por turnos y sin posibilidad de ratificación en directo puede ocasionar una falta de transparencia, menoscabar la libertad de elección y producir un aumento en el número de renuncias y en consecuencia una disminución del número total de médicos en formación".

"Desde nuestra Asociación- ha asegurado Fornes- estamos profundamente consternados por las lamentables condiciones en las que nuestros profesionales sanitarios se ven obligados a desarrollar su trabajo. No solo no cuentan con los equipos de protección individual necesarios, sino que también están triplicando turnos y soportando un enorme estrés. Es hora de que la Administración se haga cargo y ofrezca a nuestros profesionales las condiciones de seguridad y dignidad en el trabajo que se merecen". EFE

jfg