EFEValència

Hospitales y centros de especialidades de la Comunitat han acogido este martes diversas concentraciones para defender la sanidad pública, reivindicar el aumento de la inversión en Atención Especializada, incrementar las plantillas estructurales, el rejuvenecimiento de las plantillas o una jornada de 35 horas.

Asimismo, se rechaza la imposición del valenciano como requisito obligatorio en lugar de mérito porque favorecerá "la pérdida de profesionales".

Entre las 10 y las 10.30 horas se han celebrado concentraciones y a las 11.30 ha tenido lugar una protesta de personal sanitario ante el hospital La Fe de València, convocada por CCOO y CSIF para visibilizar y apoyar a los profesionales que trabajan y luchan cada día en la Atención Especializada en EspañatTras las concentraciones llevadas a cabo el pasado martes a favor de la Atención Primaria.

Las deficiencias del sistema sanitario vienen de "hace mucho tiempo" y la crisis de la covid ha sido "la gota que ha colmado el vaso", según ha indicado a EFE la secretaria general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO-PV, Rosa Atiénzar, que cifra en 7.000 el déficit de plazas en la Comunitat Valenciana.

Atiénzar ha afirmado que las medidas de las Administraciones son "cortoplacistas" pero lo que hace falta son medidas estructurales que refuercen el sistema público sanitario, por lo que reclaman al Ministerio de Sanidad que abra una mesa de negociación para abordar la financiación insuficiente, el aumento de la inversión en sanidad al 7,2 % del PIB, el incremento estructural de las plantillas y desarrollar las ofertas públicas de empleo.

Según ha dicho, hay que empezar por los sectores con mayor déficit (Atención Primaria, Salud Pública y Atención Especializada), que son los servicios que están en primera línea de la covid.

Según fuentes sindicales, la situación que se vive desde marzo, debida a la pandemia por SARS-CoV-2, y la segunda ola en la que está inmersa el país este otoño, "ha dejado en evidencia" las carencias que sufre la Atención Especializada "a nivel de su organización, funcionamiento y recursos humanos y materiales".

"Sus profesionales han tenido que exponerse 'a cuerpo descubierto' en muchos casos al riesgo, a la incertidumbre, a la falta de protección y apoyo de la Administración, a los excesos de jornada laboral, al déficit de profesionales y a la precariedad en sus condiciones de trabajo", afirma el sindicato CSIF en un comunicado.

Recuerda que la Atención Especializada "atiende y es responsable, no solo de las urgencias intrahospitalarias, también de las cirugías programadas, ingresos hospitalarios, consultas externas, pruebas diagnósticas, tratamientos y resto de servicios e intervenciones necesarias para su correcto y adecuado funcionamiento, debiendo gestionar y tratar de solucionar, de la forma más equitativa posible, los retrasos en la atención de pacientes que se han exacerbado en los últimos meses".

Los concentrados reclaman un aumento de la inversión en Atención Especializada, apostar por una Sanidad Pública sin concertar servicios con entes privados, fórmulas de gestión homogéneas en todo el Sistema Nacional de Salud (SNS), la contratación de personal, el rejuvenecimiento de las plantillas, y retribuciones homogéneas entre categorías profesionales y comunidades autónomas, recuperando lo perdido en estos últimos años.

También piden una jornada de 35 horas semanales, la necesidad de realizar evaluaciones de riesgos psicosociales en los profesionales de la sanidad, "que debido a la situación de la pandemia de la covid-19 están agotados física y mentalmente" y recuperar el diálogo social.

Asimismo, reivindican avanzar en la mejora en la Prevención de Riesgos Laborales, en garantizar la continuidad y estabilidad laboral, la cobertura de bajas y ausencias, conciliación de la vida familiar y laboral, y en definitiva la dotación de plantillas bien dimensionadas para que disminuyan las ratios pacientes por profesional.

Por último, aseguran desde el sindicato rehúsan "firmemente la imposición del valenciano como requisito obligatorio en lugar de mérito, porque va a contribuir a agravar la situación de los recursos humanos y va a favorecer la pérdida de profesionales". EFE

ct/im/cbr