EFEValència

La Comunitat Valenciana es la autonomía por encima de 5 millones de habitantes que tuvo mayores índices de donación y trasplante de todo el mundo en 2017, año en el que registró un "récord histórico" con un incremento del 31 % de las donaciones y del 20,16 % de los trasplantes de órganos.

Así lo ha destacado la consellera de Sanidad, Carmen Montón, durante la presentación de un balance de la actividad de donación y trasplante de órganos de los hospitales de la Comunitat en 2017, un año que ha calificado de "extraordinario".

Durante el pasado año se realizaron 590 trasplantes de órganos, 100 más que en 2016, lo que supone un incremento del 20,16 por ciento y una media de dos trasplantes cada tres días en la Comunitat, donde la tasa de trasplantes se sitúa en 119,4 por millón de población, por encima de la media estatal.

Respecto a las donaciones, el pasado año hubo 250 donantes, lo que significa un incremento del 31 por ciento con respecto año anterior..

Según ha señalado, "hemos superado los objetivos marcados en el Plan Estratégico 2016-2020 con el que nos comprometimos a aumentar en un período de cuatro año las donaciones un 10 % y los trasplantes un 20 %, objetivos que ya hemos alcanzado y que esperamos seguir incrementado".

"Estamos ante un récord histórico, tanto en actividad de trasplantes como en número de donantes, un hecho que pone de manifiesto el alto grado de generosidad y altruismo por parte de muchas personas y familias de la Comunitat Valenciana", ha destacado Montón quien también ha mostrado su agradecimiento a los profesionales que hacen posible el desarrollo de esta actividad.

De los 590 trasplantes de órganos realizados, 335 fueron de riñón, 143 hepáticos, 65 pulmonares, 36 trasplantes cardíacos y 11 pancreáticos.

Todos los tipos de trasplantes han experimentado un incremento, y los renales han aumentado en un 24,07 %, los hepáticos suben en un 5,93 %, el cardíaco registra un aumento del 24,13 % y el trasplante pancreático asciende un 37,5 %.

Se ha producido además récord propio en trasplante pulmonar, que ha pasado de 49 trasplantes de 2016 a 65 trasplantes realizados en 2017, un 32,65 % más.

El hospital La Fe de Valencia ha sido el que más trasplantes ha practicado a nivel nacional al alcanzar los 354 trasplantes de órganos durante un año.

Además, el centro hospitalario valenciano también ha sido líder nacional en trasplante hepático (100) y cardíacos (36). Asimismo, se llevaron a cabo en 2017 un total de 142 trasplantes de riñón, 65 pulmonares y 11 pancreáticos.

En el hospital Peset se realizaron durante el año pasado 78 trasplantes de riñón, y en el General de Alicante se registraron 80 trasplantes de riñón y 43 hepáticos, mientras que en el hospital general de Elx se llevaron a cabo 35 trasplantes de riñón.

Respecto a la donación de órganos, se ha registrado un máximo histórico al subir un 31 por ciento los donantes de órganos hasta los 252, lo que, según Montón, "demuestra la generosidad de la sociedad valenciana".

Así, la tasa de donantes por millón de población se sitúa en la Comunitat en 51, por encima de la media española que es de 46,9.

De hecho, el 91,7 % de las familias valencianas dijo sí a la donación, según Montón, que ha añadido que las personas "están cada vez más concienciadas sobre la importancia de la donación".

Ha subrayado que el pasado año se realizaron 20 trasplantes de renales de donantes vivo, tres más que en 2016, datos "muy positivos que reflejan que la sociedad valenciana avanza cada día más hacia el altruismo y la empatía con los demás", ha indicado para añadir que de los 252 donantes, 67 corresponden a donación en asistolia y 185 a muerte encefálica.

Por provincias, 114 de los donantes corresponden a la provincia de Valencia, 97 donantes han sido de Alicante y 41 donantes son de la provincia de Castellón.

El coordinador de Trasplantes de la Comunitat Valenciana, Rafael Zaragoza, ha señalado que estas cifras pueden mejorarse porque la donación asístola controlada ha crecido en 13 hospitales "y quedan aún unos cuantos donde crecer" y porque el próximo 1 de marzo está previsto el inicio del programa ECMO, que mantiene oxigenado los órganos hasta la extracción.