EFEValència

El Ayuntamiento de València ha decidido suspender las fiestas de la Noche de San Juan en las playas de la ciudad por "prudencia" ante la pandemia del coronavirus y para evitar una celebración que podría "convertirse en masiva".

Así lo ha asegurado el vicealcalde de València, Sergi Campillo, quien ha afirmado que la decisión ha sido adoptada en la comisión de seguimiento de la COVID-19 del Ayuntamiento, que el pasado mes de mayo ya decidió suspender las Fallas 2020, que en principio habían sido aplazadas de marzo a julio.

"Hemos decidido que lo más prudente este año, y dado que se han suspendido las Fallas en julio y se están suspendiendo otras fiestas como las Hogueras de San Juan en Alicante, es suspender y no celebrar la Noche de San Juan en la ciudad de València", ha asegurado Campillo.

Esto implica, ha precisado, que habrá un dispositivo especial de la policía para controlar que no se pueda acceder a las playas y "evidentemente no se repartirá leña".

Según Campillo, "para la ciudad de València, a criterio del Gobierno actual, sería poco explicable permitir una celebración que podría convertirse en masiva como la Noche de San Juan, como ha ocurrido en años anteriores, cuando hace unas semanas se tomó la decisión de suspender las fiestas de las Fallas previstas para julio".