EFEMadrid/València

La información aportada por los registros civiles indica que durante los meses de marzo y mayo, en el grueso de la pandemia, en España se han registrado 44.285 muertes más de las esperadas estadísticamente para esta época del año, que en el caso de la Comunitat llegan a 1.742 decesos, un 28,9 % más.

Lo refleja el Sistema de Monitorización de la Mortalidad diaria (MoMo), que revela en su último informe, del 6 de julio, un exceso de mortalidad del 57,9 % entre el 13 de marzo y el 22 de mayo, concentrado, sobre todo, en los mayores de 74 años (68 %), seguido de los que tienen entre de 65 a 74 años.

Los datos indican que el número de defunciones en ese periodo ha sido de 120.754, cuando se estimaban 76.469, con lo que hay un exceso de 44.285 muertes, un 57,9 % más.

El exceso es superior en mujeres (62 %), que en hombres (57 %).

En todas las comunidades autónomas ha habido más muertes de las que estimadas.

En Andalucía, ha habido 1.632 fallecimientos más de los esperados (8,4 %) entre el 20 de marzo y el de julio (8,4 %); en Aragón entre el 23 de marzo y el 4 de mayo, 945 (75,6%); en Asturias entre el 23 de marzo y el 25 de junio, 388 (11,6%); en Baleares del 16 de marzo al 10 de mayo 212 (17,4 %); y en Canarias del 27 de marzo al 5 de junio, 110 (3,7%).

Asimismo, en Cantabria, del 24 de marzo al 26 de junio se ha notificado un exceso de 260 fallecimientos (23,8 %); en Castilla y León entre el 18 de marzo y 30 de junio, 3.616 (56,9%); en Castilla La Mancha del 14 de marzo al 1 de julio, 5.354 (99,7 %); en Cataluña, del 17 de marzo al 22 de mayo, 11.724 (100,7 %); y en la Comunitat Valenciana del 20 de marzo al 8 de mayo, 1.742 (28,9%).

Los datos también indican un exceso de mortalidad en Extremadura del 23 de marzo al 12 de mayo de 668 (45,5 %); en Galicia del 21 de marzo al 29 de mayo, 578 (9,9 %); en la Comunidad de Madrid, del 10 de marzo al 25 de mayo, de 14.312 (169,1 %); en Murcia del 24 de marzo al 26 de junio, 179 (6,5 %); y en Navarra, del 22 de marzo al 25 de abril, 683 (131,6 %).

En País Vasco, hubo del 13 de marzo al 2 de junio 1.556 fallecimientos (32,6 %) más de los esperados; en La Rioja, del 20 de marzo al 29 de junio, 316 (52,4%); y en Ceuta del 28 de marzo al 2 de julio, 53 (54,6 %).