EFEValència

La Comunitat Valenciana cuenta con una red de emancipación que atiende a jóvenes ex tutelados por la administración cuando cumplen la mayoría de edad, un sistema compuesto por pisos de emancipación y por la red de Oficinas Mentora que ofrece atención integral y acompañamiento a jóvenes que salen del sistema.

Fuentes de la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Politicas Inclusivas de la Generalitat han explicado a Efe que estos jóvenes ex tutelados son un colectivo prioritario en el acceso a la renta valenciana de inclusión, cuya tramitación se inicia antes de que cumplan la mayoría de edad.

El programa Mentora de apoyo a la emancipación y autonomía personal de personas jóvenes que han sido o todavía son tuteladas por la Generalitat pero que ya se encuentran cercanas a la mayoría de edad, integra junto con los hogares de emancipación el servicio de apoyo puesto en marcha por la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas en cumplimiento de la ley de Derechos y Garantías de la Infancia y la Adolescencia.

El servicio tiene como objetivo "coordinar e impulsar el proceso de apoyo y orientación, en el periodo de transición a la vida independiente y autónoma de la población joven que, debido a su situación de vulnerabilidad y dependencia, requiere de una atención especializada de acompañamiento y seguimiento".

Las personas destinatarias de este servicio son personas jóvenes ex tuteladas por la Generalitat, con entre 18 y 25 años, o bien mayores de 16 y todavía tuteladas por la Administración autonómica o que han finalizado una medida judicial, y su finalidad es prepararlos para una vida independiente y completar su proceso de inclusión social y laboral.

El acceso al programa es tanto para jóvenes que residen en hogares de emancipación como para los que están fuera de esta red, e incluye en todos los casos un proceso de atención individualizada y adaptada a las características personales de cada persona joven.

La atención del programa Mentora es de carácter ambulatorio y se trabaja conjuntamente con los hogares de emancipación ofreciendo una atención legal y administrativa; apoyo psicológico, atendiendo tanto aspectos emocionales como psicológicos; asesoramiento y acompañamiento de búsqueda de empleo y adecuación laboral; seguimiento socioeducativo de forma coordinada y conjunta con los servicios sociales municipales y atención a la diversidad familiar y sexual.

Aquellas personas jóvenes que residen en la red de Hogares de Emancipación reciben además alojamiento y desarrollo personal, en la que se les garantiza "una adecuada prestación de los servicios manutención, vestuario, higiene y seguimiento sanitario".

Hasta agosto del año pasado, el programa Mentora, que entró en funcionamiento en junio de 2019, había atendido a un total de 472 jóvenes, de los que 106 residían en la provincia de Castellón, 221 lo hacían en la de Valencia y 145 en la de Alicante, según los últimos datos actualizados ofrecidos por la Conselleria.

El objetivo del proyecto de emancipación es "apoyar su proceso de transición a la vida adulta hasta como máximo los 25 años y siempre que exista un compromiso y capacidad de esfuerzo para su plena inserción social y laboral y autonomía personal".

Para ello se cuenta con profesionales especialistas que facilitan la "conexión transversal con los recursos que permiten el crecimiento personal integral y holístico de las personas jóvenes para el acceso a una vida independiente, siempre junto al esfuerzo y tesón de cada una de ellas".

Las mismas fuentes han señalado que esta red se enmarca en el nuevo modelo de atención a la infancia y a la adolescencia puesto en marcha por la Conselleria y que ha supuesto "un cambio estructural y conceptual" que pone en el centro a las personas.