EFEValència

La Comunitat Valenciana levantará su cierre perimetral autonómico, que está vigente desde finales de octubre, antes del 9 de mayo si, tal y como anunciado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no se prorroga el estado de alarma que finaliza en esa fecha.

Así lo ha anunciado este jueves el president de la Generalitat, Ximo Puig, tras la reunión de la Interdepartamental en la que se ha acordado flexibilizar algunas de las restricciones valencianas y prorrogar otras, como el cierre perimetral.

Puig ha vuelto a reconocer el "esfuerzo extra" que han hecho los valencianos en la aplicación de esta "medidas dolorosa que ha distanciado a muchas familias durante muchos meses", y ha precisado que solo queda un mes para poder levantar esta medida.

Ha explicado que la Interdepartamental se reunirá el próximo el 22 de abril para avanzar en la fleixibilización de las restricciones, si para entonces se han consolidado los buenos datos actuales, y volverá a hacerlo el 4 de mayo, para analizar el levantamiento del perimetraje autonómico.

En su opinión, es "razonable" que el 9 de mayo pueda suspender el estado de alarma, y ha defendido que existen "instrumentos legales potentes para continuar gestionando la pandemia" y poder adoptar medidas restrictivas si fueran necesarias, como ya se hizo antes de que se aplicara esta figura en el ámbito nacional.

Puig ha defendido que existe una "arquitectura normativa" que ya permitió con anterioridad adoptar medidas en la Comunitat Valenciana y que han sido respaldadas siempre por el Tribunal Superior de Justicia valenciano.

Por tanto, ha explicado que, cuando decaiga el estado de alarma, si hay que adoptar restricciones en la Comunitat Valenciana, se volverá a la ley de Salud Pública y se planteará el aval de la justicia, aunque la intención es que esa medidas sean "lo menos necesarias posibles", siempre con "la máxima prudencia".