EFEValència

Favorecer el desarrollo de la competencia digital, con una reflexión sobre su uso ético y responsable, avanzar en la equidad del sistema educativo y reforzar el papel de los docentes para que la escuela tenga un carácter transformador y solidario son algunas de los compromisos que impulsaran varios países tras una pandemia que ha impactado en el sector de la educación.

Así se ha puesto de manifiesto durante la duodécima Cumbre Internacional de la Profesión Docente, organizada por el Ministerio de Educación, la OCDE y Education International, que ha reunido durante tres días en València a ministros de Educación y líderes de sindicatos de enseñanza de una quincena de países y en el que también ha participado Ucrania a través de una videollamada.

Durante el encuentro, celebrado bajo el lema 'Avanzando después de la pandemia: gobiernos y sindicatos docentes trabajando juntos para no dejar a nadie atrás', también se ha destacado el compromiso de desarrollar "ciudadanos activos y responsables" y mejorar las competencias de los estudiantes enseñándoles pensamiento crítico, empatía y una mayor concienciación ambiental.