EFEValència

La Conselleria de Sanidad ha puesto en marcha desde este miércoles un teléfono gratuito -el 900 300 555- para que cualquier persona de la Comunitat Valenciana con síntomas de resfriado que haya viajado en las últimas dos semanas a los países considerados de riesgo del coronavirus pueda consultar su caso.

Así lo ha anunciado el president de la Generalitat, Ximo Puig, tras la reunión que ha mantenido con los responsables de los departamentos de Sanidad, Interior, Igualdad, Educación y Turismo para coordinar actuaciones ante esta epidemia, después de que ayer se confirmara el primer positivo en la Comunitat Valenciana, en el hospital de Vila-real (Castellón).

El afectado es un joven que viajó por ocio a Milán, que presenta síntomas leves -está "asintomático", ha asegurado la consellera de Sanidad, Ana Barceló- y que sigue ingresado en el hospital de La Plana, mientras que se ha contactado telefónicamente con las personas con las que pudo relacionarse para darles indicaciones en caso de que presenten síntomas.

La titular de Sanidad ha asegurado que el hospital en el que está ingresado ese paciente funciona "con total normalidad" y no hay "ningún protocolo instalado" en el centro, y ha avanzado que, a partir de ahora, solo se va a facilitar información de los casos que den positivo, y no de los que están en estudio, ya que se trata de cifras que cambian "en horas".

El president ha insistido en que, en este momento, no se está ante "una emergencia", pues el COVID-19 es un virus contagioso pero de una "agresividad limitada", por lo que hay que actuar "con proporcionalidad, con rigor y con eficacia en la detección" de los casos, y si se hace así "más pronto que tarde se superará" esta situación.

Puig ha lanzado un mensaje de "serenidad y tranquilidad" a todos los valencianos, ya que el sistema sanitario valenciano está "absolutamente preparado" para hacer frente a cualquier eventualidad relacionada con el coronavirus, y que la prioridad en este momento es la prevención y la detección precoz de los casos.

El president ha pedido que ponga en la "dimensión adecuada" esta enfermedad, pues la Comunitat tiene actualmente una persona ingresada por coronavirus, pero en la temporada actual hay acumulados 440 casos graves de gripe, 11 personas que están en la UCI y 42 fallecidos.

Puig, quien ha explicado que anoche habló tanto con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como con el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y que va a haber un "contacto permanente" para actuar de forma conjunta y sin generar "alarmismos".

Preguntado sobre si ante la inminente celebración de las Fallas se va a adoptar alguna medida por si viene gente de las zonas afectadas, el president ha recordado que no se han cerrado fronteras ni hay ninguna "situación excepcional", por lo que no está previsto suspender "nada" y ha pedido que la gente haga vida "normal".

La consellera ha explicado que todos los departamentos de salud están elaborando una estadística sobre las personas hospitalizadas en la Comunitat Valenciana con cuadros neumológicos graves cuyo origen no se conoce todavía, a las que se van a ampliar estas analíticas.

Barceló ha insistido en que en la Comunitat se está en un escenario de contención, de prevención y de atender asistencialmente a las personas que presenten un cuadro que haya que investigar, pero "no hay ningún riesgo para la salud pública" en este momento que haga adoptar otras medidas, como una cuarentena.