EFECastelló

La Conselleria de Educación y la Universitat Jaume I de Castelló han sellado el protocolo de colaboración entre ambas instituciones y celebrar la primera reunión de trabajo mixta para construir el futuro Centro de Innovación Educativa y Tecnologías Digitales, que costará 5,4 millones de euros.

El conseller de Educación, Vicent Marzà, ha visitado este martes la parcela de la UJI donde se ubicará ese proyecto, de unos 900 metros cuadrados con posibilidad de construcción en altura de hasta 4.000 y que ha sido cedida por la universidad pública castellonense.

En el encuentro han participado también la rectora de la UJI, Eva Alcón, el secretario autonómico de Educación, Miguel Soler, y el director territorial de Educación de Castellón, Alfred Remolar.

La Generalitat financiará la construcción de este centro en una parcela ubicada junto al parque científico y tecnológico Espaitec II de la universidad.

Para ello Marzà ha adelantado que el Consell “presupuestará para 2022 la primera partida del convenio plurianual de construcción del centro”. De esta forma, se prevé licitar el proyecto de construcción —con un plazo de aproximadamente 20 meses— este año 2021, y empezar la obra a principios del próximo ejercicio.

La UJI también proyecta abrir un nuevo acceso directo desde la ronda oeste de Castelló al campus, una entrada que se situará, por lo tanto, muy próxima al futuro centro y a los dos parques científicos y tecnológicos.

Como ha explicado la rectora de la UJI, el centro es “una prioridad para la universidad” y servirá “para que los equipos de investigación en innovación educativa de la universidad puedan convivir y compartir experiencias con el centro de formación del profesorado, el centro de educación de nuevas tecnologías, el área de formación de la unidad de apoyo educativa y, en general, el profesorado de los centros educativos”.

“Queremos, sobre todo —ha continuado Alcón—, que la transferencia de conocimiento sea bidireccional, que no solo se pilote y aplique los proyectos del centro en las aulas, sino que al centro puedan llegar las experiencias directas con el alumnado”.

Por su parte Marzà ha destacado la importancia del futuro centro, tanto para lograr la digitalización del mundo educativo y “adaptarnos a las necesidades de la actual situación”, como para “renovar metodológica y pedagógicamente la educación en las aulas”.

La aspiración de la Generalitat, ha incidido Marzà, es que la Comunitat Valenciana continúe a “la vanguardia de la renovación educativa de nuestro país”.

“En estos momentos somos la comunidad autónoma que más invierte en innovación educativa, la que más hemos aumentado exponencialmente la cantidad de centros educativos que participan en programas de innovación y queremos que tengan un espacio de referencia y encuentro”, ha añadido Marzà, subrayando también la inversión del Consell para “duplicar la formación del profesorado o para adquirir más de 80.000 dispositivos electrónicos para los centros educativos en el presente curso escolar”.

Así, “hoy celebramos la primera reunión para concretar las cuestiones metodológicas del espacio”, que tendrá en cuenta no solo “la transferencia tecnológica sino la transferencia de ámbitos sociales y humanísticos”. EFE.

mr/cbr

1012021