EFEElche (Alicante)

La palmera más alta del parque municipal de elche, más conocida como 'La Centinela', de 25 metros y 200 años de antigüedad, ha quedado quebrada y derribada por el temporal de lluvia y viento de los últimos días, la 'gota fría'.

Se trata de una de los ejemplares más singulares del Palmeral ilicitano, reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2000, y contaba con una atención especial en su cuidado y revisiones.

Según el ingeniero agrícola que la ha inspeccionado, a su "vejez" se suma que la acumulación de agua hace que las palmeras absorban mucho y cojan mucho peso en la parte superior, lo que ha podido quebrar su tronco.

En todo caso, fuentes municipales han apuntado la necesidad de un estudio en profundidad a los restos de la palmera para conocer exactamente las causas de la caída.

Este ejemplar era el más alto del palmeral histórico, un título que heredó en 2015 tras la tala de 'La Golondrina', una palmera datilera de 220 años y 26 metros por riesgo a caerse debido a su avanzada edad.

La Policía Local ha acordonado todo el parque municipal por riesgo de caídas de más palmeras.