EFEValencia

La Coordinadora Empresarial del Ocio y la Hostelería de la Comunidad Valenciana ha considerado "un insulto" las ayudas anunciadas por el Consell a través del Plan Resistir, y ha anunciado que retomará las protestas para reclamar "un plan realista y eficaz capaz de salvar empresas".

Así, ha convocado a hosteleros de diferentes puntos de Comunitat ante el Palau de la Generalitat, el próximo jueves 28 de enero, a las 11.00 horas, cumpliendo con todas medidas de seguridad anticovid, bajo el lema "No queremos limosnas. El Plan Resistir es un insulto para el ocio y la hostelería".

Según ha destacado en un comunicado, las ayudas anunciadas se traducen en una inyección directa de 2.000 euros por pyme", una cantidad que, a su juicio, "no es de justicia económica", cuando llevan más de 10 meses de suspensión de la actividad y restricciones, y los establecimientos llevan más de 100.000 euros de pérdidas.

Asimismo, han insistido en que la acumulación de los sucesivos anuncios y nombres de planes de ayudas "no son más que una cortina de humo que pretende ocultar la falta de voluntad política y la incapacidad de gestionar la crisis sanitaria y económica en la Comunidad Valenciana".

"A golpe de titulares y ruedas de prensa, se han ido anunciando diferentes cantidades que, a día de hoy, siguen siendo una gran incógnita para las pymes hosteleras y del ocio, que no saben ni cuándo ni cómo las recibirán mientras cada día que pasa su patrimonio personal está en juego", han denunciado.

Para la Coordinadora, además, el plan de choque parece ignorar que durante el mes de enero este sector ha tenido que pagar el IVA, la cuota de autónomo, las cotizaciones a la Seguridad Social de los trabajadores y el pago a cuenta del IRPF del último trimestre de 2020.

En este sentido, han asegurado, "resulta inconcebible que el Consell pretenda resolver la crisis económica provocada por la emergencia sanitaria con aportaciones de 160 euros mensuales para las más de 60.000 pymes y autónomos afectados por la pandemia, entre ellas más de 33.000 de nuestro sector".

Ante esta situación, la Coordinadora Empresarial del Ocio y la Hostelería de la Comunidad Valenciana ha reclamado participar en la negociación y mantener interlocución directa con los representantes del Consell "para abordar un plan realista y eficaz capaz de salvar el mayor número posible de pyme".