EFEValència

El horario de cierre de la hostelería y el comercio de la Comunitat Valenciana se ampliará desde el próximo lunes de las 18 hasta las 22 horas, mientras que en cines, teatros, museos y auditorios el aforo pasará del 50 al 75 %, y en las ceremonias y celebraciones subirá del 30 al 50 %.

Estas son las principales modificaciones de las medidas valencianas contra la covid que ha acordado este jueves la Comisión Interdepartamental, que según ha explicado al término de la reunión el president de la Generalitat, Ximo Puig, estarán vigentes hasta el 9 de mayo, fecha en la que previsiblemente decaerá el estado de alarma en España.

El resto de medidas se prorrogan quince días más, como el toque de queda nocturno entre las 22 y las 6 horas y el cierre perimetral de la Comunitat Valenciana, y pasado ese plazo volverá a reunirse la Interdepartamental para acordar el levantamiento del perimetraje autonómico, así como nuevas flexibilizaciones si se mantienen los buenos datos.

NUEVAS MEDIDAS

A partir del lunes, la hostelería y la restauración verá ampliado su horario de cierre cuatro horas más: en lugar de cerrar a las 18 horas podrá hacerlo a las 22 horas, la hora del comienzo del toque de queda nocturno, y mantendrá el aforo actual (del 30 % en el interior y del 100 % en terrazas) y los seis comensales máximos por mesa.

El comercio máximo del comercio, que en el caso del no esencial cerraba actualmente a las 20 horas, podrá hacerlo también a las 22 horas, manteniendo los aforos actuales, mientras que las actividades culturales amplían su aforo máximo al 75 %, y las ceremonias y celebraciones lo suben al 50 %.

Puig ha defendido que la Comunitat Valenciana es actualmente "referencia en Europa" por sus buenos datos epidemiológicos, pero eso implica "un riesgo", y es que "no puede haber ninguna relajación", ya que el virus "aún está ahí" y hasta que no haya una inmunización generalizada hay que continuar "siendo prudentes".

Ha justificado las nuevas medidas en la necesidad de "actuar con prudencia máxima y proporcionalidad", y de aplicar una "apertura gradual y responsable", y ha asegurado que las restricciones se irán aminorando "a medida que la situación lo permita".

ÚLTIMO ESFUERZO

Puig ha reclamado un "último esfuerzo" mientras avanza el proceso de vacunación, que ha calificado de "seguro, ágil y eficiente", y ha destacado que ya están inmunizados más de un millón de habitantes, uno de cada cinco residentes en la Comunitat Valenciana, y que la semana que viene llegarán 200.000 vacunas.

En concreto, ha explicado que casi el 70 % de los mayores de 80 años están vacunados con la pauta completa y todos han recibido al menos una dosis; más del 50 % de las personas de 70 a 79 años han recibido una dosis; y que el 33% del grupo de 60 a 69 años tiene ya inoculada una dosis.

Ha explicado que la Generalitat se enfrenta al triple reto de "combatir la epidemia silenciosa en la salud mental", para lo que se ha creado un comisionado para atender la salud psicológica de la población valenciana; "evitar brotes de desigualdad en la salida de la crisis", por lo que se están desarrollando acciones dirigidas a crear trabajo y reforzar la protección social; y de "hacer justicia con los que peor lo han pasado".

Asimismo, ha avanzado que el nuevo plan de ayudas Resistir Plus contempla 647 millones de euros para "reforzar a las empresas, los autónomos y los trabajadores que más se han sacrificado", y ha asegurado que los esfuerzos realizados por la hostelería y el turismo serán recompensados con estas ayudas, porque es "de justicia".

El president ha señalado que avanzar en la vacunación permitirá ir a un verano "lo más normalizado posible", y ha reivindicado que el hecho de que la Comunitat sea vista como una de las regiones "más protegidas de Europa" frente al virus es un "gran activo" para que el verano se desarrolle "con la máxima normalidad" que se pueda. EFE

mc-lb

(foto) (vídeo)