EFEValència

La iluminación navideña de València incluirá este año como novedad la decoración de las calles Russafa y Barcas, para reforzar la de la plaza del Ayuntamiento, y vitroleds en las calles de La Pau, Sant Vicent y el árbol de Navidad de la plaza, una ornamentación que imita el efecto de las vidrieras para que sea visible también durante el día.

El alumbrado navideño se encenderá el 29 de noviembre y contará con elementos ornamentales en más de una treintena de puntos de la ciudad, entre calles, plazas y pueblos, para "descentralizar" la decoración.

Se ha incluido este año la Font de En Corts donde, por petición ciudadana, lucirá un letrero de "Feliz Navidad" en la carretera.

El presupuesto total este año es de 121.000 euros, IVA incluido, que supone un incremento del 20 % con el que se pretende dar respuesta a las demandas de los vecinos y llegar a todos los barrios, según la concejala de Gestión de Recursos, Luisa Notario.

"València es una ciudad de barrios, y nuestra política está encaminada a atender las demandas del vecindario que históricamente han sido olvidadas en beneficio de una política centralista y de grandes acontecimientos", ha señalado.

El concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, ha dicho que la fiesta de Navidad es una celebración estratégica de la ciudad, con "una importante repercusión social, cultural y económica", que se refuerza con la incorporación de la doble sesión de las campanadas, el Buzón Real y las actividades en los barrios o la nueva configuración artística de la Cabalgata de Reyes.

Fuset ha señalado que se mantiene la descentralización en los barrios impulsada los últimos años, y también se refuerza el centro histórico para ayudar al pequeño comercio en su campaña de ventas más importante del año.

El incremento en la inversión del servicio de iluminación ornamental para la Navidad ha sido constante en los últimos cuatro años, desde 2015 en que se destinaron 60.000 euros hasta los 80.000 euros, sin IVA, de 2018, según el Ayuntamiento.

En total se prevé la instalación de casi 120 puntos decorativos de luz por toda la ciudad que incluye árboles de Navidad, letreros, arcos y la iluminación del Belén en más de una treintena de calles, plazas y pueblos de València, que suponen elementos de atracción para complementar el resto de propuestas lúdicas y dinamizar las calles y plazas urbanas durante estas fiestas.

Todo esto, siguiendo criterios de sostenibilidad y con la implantación de nuevas tecnologías que equilibre el menor consumo energético y un alto valor estético, según se señala en las condiciones del contrato.

Además, para acentuar la iluminación de la plaza del Ayuntamiento se pretende colocar elementos decorativos al inicio de las calles que dan a la plaza: Sangre, Periodista Azzati, Lloria, Barcas, Marqués de Sotelo, Russafa, Ribera, Correos, En Llop, Barcelonina y María Cristina.