EFEValència

Una tromba de agua ha dejado 155 litros por metro cuadrado en poco menos de dos horas -90 de ellos en una hora- en Benicàssim (Castellón), una lluvia que ha inundado calles y bajos en algunas zonas del municipio y ha obligado al rescate de tres personas atrapadas en el interior de sus vehículos y una pareja de ancianos del interior de su vivienda.

Según los datos de precipitación acumulada en el pluviómetro manual del observador meteorológico de Benicàssim, se han recogido en la zona 155,4 litros por metro cuadrado en apenas dos horas, cuando la precipitación normal anual en ese lugar está próxima a los 500 l/m2, ha destacado Aemet.

De este modo, esta mañana, en poco menos de dos horas, se ha acumulado el 30 % del promedio normal de todo un año, según las fuentes.

Como consecuencia de esta intensa precipitación, desde las 10.00 horas los bomberos han realizado cerca de un centenar de intervenciones, principalmente achiques, los más urgentes en una gasolinera, garajes y sótanos y bajos de viviendas en calles anegadas, según ha informado el Consorcio de Bomberos de Castellón.

Además, han rescatado a tres personas que habían quedado atrapadas en el interior de sus vehículos a consecuencia de la tromba de agua, así como a una pareja de ancianos del interior de su vivienda inundada, que han requerido asistencia sanitaria por su estado de nervios.

En los trabajos, participan cinco dotaciones del Consorcio Provincial, tres de bomberos forestales de la Diputación de Castellón y dotaciones de la Agencia Valenciana de Emergencia.

En estos momentos, ya ha parado de llover, pero la Agencia Estatal de Meteorología mantiene el nivel de aviso en nivel rojo hasta la medianoche, ya que se espera que continúen las precipitaciones intensas entre Oropesa y el Grao, y por la tarde se prevé granizo.

Ante la alerta meteorológica, el Ayuntamiento de Benicàssim ruega a los vecinos limitar los desplazamientos, estar pendiente de las señalizaciones y las indicaciones de las fuerzas de seguridad, mientras que la Policía Local, bomberos y las brigadas están "trabajando para restablecer la normalidad".

El Consistorio ha informado de que ya están restablecidas todas las vías urbanas de tráfico y que la tromba de agua no ha causado "daños personales",al tiempo que ya trabaja en "ayudar a los vecinos que tienen sus bajos afectados".