EFEValència

Los consistorios de El Puig, la Pobla de Farnals y Puçol han reabierto al baño a primera hora de la tarde de este lunes las playas tras recibir la confirmación, por parte de la Generalitat, que la mancha marrón avistada ayer domingo no supone peligro alguno para los bañistas.

Según han informado los cuerpos de Policía Local de los citados municipios, las banderas han permanecido cerradas hasta las 15.30 horas, cuando se ha decidido su reapertura, con bandera amarilla en todos los casos.

La mancha marrón que apareció en varias playas del norte de la provincia de Valencia y que propició el cierre del litoral de El Puig, la Pobla de Farnals y Puçol se debió a un alga que no tiene efecto tóxico alguno sobre los humanos, según las primeras pruebas realizadas por la Conselleria de Transición Ecológica.

El informe preliminar de las pruebas de microscópico realizado a las aguas ha identificado en abundancia una microalga en las muestras de agua que se tomaron este domingo, así como una notable disminución de la concentración de la misma en la muestra ya de este lunes.

El informe de laboratorio concluye que “la aparición de la mancha con mucha seguridad debe haber ocurrido debido a la proliferación masiva de una microalga de la clase Rhaphidophyceae".

"Se han descrito en numerosas ocasiones grandes manchas como mareas rojas provocadas por esta clase de microalgas. Durante períodos estivales en años anteriores se han detectado proliferaciones en zonas de la costa catalana y otras zonas de la costa valenciana”, han informado las mismas fuentes.

En este mismo sentido, señalan que no se ha descrito ningún efecto tóxico de la especie para la salud humana.

La mancha fue detectada este domingo por primera vez después de las 13 horas en El Puig, momento en el que socorristas y policías locales iniciaron el desalojo.

Luego la mancha se fue extendiendo, movida por el viento, primero hacia La Pobla, cuya playa fue cerrada poco más tarde, y después hacia Puçol, cuya playa fue clausurada hacia las 16 horas.

Salvamento Marítimo envió una embarcación a la zona para la toma de muestras y confirmó que no se trata de una mancha de hidrocarburos sino que podría tratarse de algas en descomposición -extremo que se confirmó finalmente- o de un vertido desconocido.