EFEValència

La pandemia del coronavirus ya afecta en la Comunitat Valenciana a 49 residencias de ancianos, en las que han fallecido un total de 44 residentes, han dado positivo en el COVID-19 otros 221 mayores y 67 trabajadores, y otros 407 empelados se encuentran en cuarentena.

Así lo ha asegurado este jueves la consellera de Sanidad, Ana Barceló, quien ha detallado que 30 de las residencias afectadas se encuentran en la provincia de Valencia, 13 en la de Alicante y 6 en Castellón.

Del total de fallecidos, en la provincia de Alicante se han producido 31 muertes (26 de ellas en la residencia de ancianos de Alcoy, 2 en Vila-joiosa, 2 en Petrer y 1 en La Nucía); en la de Valencia ha habido doce muertes (9 en Torrent y 1 en Moncada, Alaquás y València); y en la de Castellón un fallecido en la residencia de Morella.

Además han dado positivo 221 residentes(123 en Valencia, 84 en Alicante y 14 en Castellón) y 67 trabajadores (47 en Valencia, 12 en Alicante y 8 en Castellón), y se encuentran en cuarentena otros 407 (208 en Alicante, 169 en Valencia y 30 en Castellón).

Respecto de las residencias, la consellera ha asegurado ser “consciente de la angustia que atraviesan las personas que tienen algún familiar en alguna residencia afectada por coronavirus”, por lo que ha explicado el procedimiento que se sigue en aquellas residencias que son intervenidas por la Conselleria de Sanidad en virtud de la Resolución del 18 de marzo.

Cuando se notifica un caso positivo de coronavirus, la Conselleria de Sanidad se hace cargo de la parte sanitaria del centro y adopta las medidas necesarias para el control y tratamiento de la epidemia.

Además, se designa a una persona responsable del Departamento de Salud del ámbito geográfico en el que se encuentra la residencia para que disponga de los recursos materiales y humanos que requiera la situación, con el objetivo de prestar la asistencia sanitaria inmediata, sin perjuicio del resto de competencias que corresponden a la Conselleria de igualdad y políticas inclusivas en la gestión de estos centros.

La Conselleria cuenta, a día de hoy, con un cuerpo de 83 inspectores (29 en Alicante, 41 en Valencia y 13 en Castellón).

Estos inspectores acuden a aquellas residencias que no han sido intervenidas por Sanidad para verificar que se siguen los protocolos y medidas de seguridad establecidas tanto desde el ámbito nacional como autonómico.

Ayer miércoles comenzaron las inspecciones en las provincias de Valencia y de Castellón, y hoy jueves comienzan las inspecciones en la provincia de Alicante.

Desde la Conselleria de Sanidad se da traslado de la situación de los residentes y de los trabajadores al médico de la residencia y al equipo directivo, tanto en casos positivos, negativos o sospechosos, así como las recomendaciones y medidas que deben adoptar.

A partir de ahí, corresponde a la dirección del centro establecer los canales de comunicación con las familias para facilitar datos sobre los residentes. EFE

ct-jmm