Un 48,4 por ciento de las personas con discapacidad en la Comunitat Valenciana se encuentran en peligro de exclusión social o pobreza, una situación que se ha agudizado con la pandemia de la covid-19, que ha puesto de manifiesto las carencias de este colectivo en su acceso a las nuevas tecnologías.

Así lo pone de manifiesto el primer estudio sobre "Brecha digital y discapacidad. Una visión desde las entidades', elaborado por la Cátedra #dicaTIC, impulsada por la Conselleria de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital y la Universitat Politècnica de València (UPV), que advierte de que la pandemia ha elevado el riesgo de exclusión social de este colectivo.

Se trata del primer estudio sobre esta problemática que se ha llevado a cabo en la Comunitat Valenciana, que permite contar con datos reales sobre los que definir políticas, estrategias y líneas de acción que permitan avanzar en el objetivo de accesibilidad digital universal.

El informe pone también de manifiesto que, durante el periodo de confinamiento, un 14,3 % de las personas con discapacidad no se han manejado bien con las tecnologías, "mostrando una evidente brecha digital, sobre lo que tenemos que actuar", ha señalado la consellera de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital, Carolina Pascual, durante la presentación telemática este martes del estudio.

"El uso de tecnologías adaptadas es posible", ha asegurado Pascual, y ha considerado que estamos ante "una oportunidad" para toda la sociedad de "dotarnos de herramientas y recursos e ir avanzando hacia una innovación más inclusiva".

El estudio revela que, en la actualidad, un 48,4 % de las personas con diversidad funcional se encuentra en riesgo de exclusión social o de pobreza en la Comunitat, cifra que se ha visto incrementada en más de 15 puntos durante el último año debido a la situación de pandemia.

Además, señala que durante el periodo de confinamiento, la brecha digital acentuó graves problemas de soledad o "infoexclusión", ha señalado Chele Esteve, profesora de la UPV e investigadora de la cátedra.

En cuanto al acceso a internet, un 57,1 % de las personas con discapacidad declara que tiene problemas con el acceso y la navegación, debido a barreras económicas, falta de soluciones tecnológicas y problemas de usabilidad, y un 17 % de los encuestados no tiene ni teléfono ni tablet propia.

Por ello, el estudio plantea, a corto o medio plazo, abordar los problemas que generan "las barreras económicas, la carencia de recursos, dispositivos o soluciones tecnológicas o las dificultades de acceso digital para las personas con discapacidad".

La universidad y otras organizaciones "pueden ayudar dando respuestas, facilitando soluciones tecnológicas que permitan cubrir las necesidades actuales de accesibilidad digital o de adaptación de los dispositivos existentes", ha remarcado Manuel Martínez Torán, director de la Cátedra de Brecha Digital y Diversidad Funcional.

El informe refleja asimismo que la carencia de una formación específica llevó a que, durante el confinamiento, un 22,4 % de personas con diversidad no pudo continuar su actividad formativa o educativa, al no tener medios ni formación adecuada.

Los especialistas abogan por la elaboración de materiales adaptados que permitan la estimulación sensorial y la comunicación, y la adaptación de dispositivos.

Entre las barreras más destacadas, el 77,1 % de los especialistas que trabajan con personas con discapacidad destacaron los problemas de usabilidad; el 42,9 % la falta de suficientes soluciones tecnológica, y un 37,1 % las barreras económicas.

Por su parte, el presidente el Cermi-CV, Luis Vañó, ha reivindicado como "prioridad" que las nuevas tecnologías den un papel más activo a las personas más vulnerables.

"Faltan recursos económicos y formación en competencias digitales", ha señalado Vañó, quien considera que las nuevas tecnologías tienen que convertirse en una "oportunidad" para la "integración digital". "Lo digital no trata a todas las personas por igual, tiene sesgos, y tiene que ser gobernado y desplegado según un marco de valores", ha reivindicado.