EFEValència

La Unión Europea ha activado el programa de emergencia del sistema de navegación por satélite Copernicus para facilitar la información, evaluar, cuantificar y diseñar respuestas a las labores de reconstrucción de las zonas afectadas por el temporal Gloria, que podrían beneficiarse del Fondo Europeo de Solidaridad.

El director general de Medio Ambiente de la Comisión Europea, Daniel Calleja, tras reunirse con el president de la Generalitat, Ximo Puig, ha trasladado el pésame de la Comisión Europea a las familias de las víctimas del temporal, que ha dejado 13 muertos y cuantiosos daños y pérdidas.

Ha señalado que la Comisión ha seguido muy de cerca "la tragedia" que han causado fenómenos meteorológicos extremos que se van agravando como consecuencia del cambio climático, y está dispuesta a apoyar "todas las actuaciones que sean precisas" en ese ámbito para las labores de restauración y recuperación de los espacios afectados.

El Fondo Europeo de Solidaridad puede activarse para las regiones afectadas, ha dicho Calleja, que se ha referido al compromiso del Pacto Verde Europeo para descarbonizar la economía, trabajar en favor del desarrollo sostenible, promover la economía circular y cambiar el modelo de sociedad y económico generando una financiación a través del Fondo de Financiación Justa.

El director general de Medio Ambiente ha asegurado que en este campo hay "grandes oportunidades para la Comunitat Valenciana, los empresarios que están desarrollando modelos de negocio de futuro en economía circular y en promover soluciones naturales que pueden ayudar a la prevención de catástrofes y a ser más eficaces en la lucha contra el cambio climático.

En esta región, el 37 % de su territorio forma parte de la Red Natura 2000, que supone nueve puntos más que España, país que está diez puntos por encima de la media europea en superficie incluida en esta red de áreas de conservación de la biodiversidad.

Ese patrimonio natural puede ser, según Calleja, una fuente de desarrollo que se debe proteger y los programas LIFE y los fondos de innovación y de apoyo a pymes pueden contribuir a ello.

Sobre estas cuestiones, en las que tiene interés la Unión Europea y la Generalitat, hay que incrementar la colaboración en los próximos años, y la Comunitat Valenciana puede tener "un papel líder" en estos asuntos y en trasladar el Pacto Verde a las regiones de Europa, ha manifestado.

Calleja ha resaltado la coincidencia de los objetivos europeos y la estrategia que tiene la Comunitat en cuanto a desarrollo sostenible, y ha instado a trabajar de forma coordinada para desarrollar las políticas europeas a nivel territorial.

Por su parte, Ximo Puig ha anunciado la revisión de los planes autonómicos Pativel (protección del litoral) y Patricova (prevención de inundaciones) ya que, como se ha visto con los últimos temporales, no son demasiado proteccionistas como algunos decían, para alinearlos con los planteamientos del Pacto Verde.

Puig ha expuesto la necesidad de adoptar medidas coyunturales rápidas ante la situación catastrófica del litoral provocada por la borrasca Gloria, y también estructurales, que determinarán la orientación de acciones de emergencia, preservación, conservación y ordenación del territorio.

"No vamos a dar ni un paso atrás" en la voluntad del Gobierno valenciano en ordenar adecuadamente el territorio, según Puig, quien ha trasladado la situación de la Albufera al director de Medio Ambiente de la Comisión Europea y se ha referido a llevar a cabo "una operación racional de salvamento" basada en garantizar su permanencia y vitalidad que permita evitar una situación de difícil reversión.

El president ha defendido el alineamiento de las políticas medioambientales de la Comunitat Valenciana con las políticas de la Unión Europea y que Europa tenga una visión específica sobre el Mediterráneo porque los científicos han alertado de que la zona cero de los efectos del cambio climático es el Mediterráneo.

Sobre el fondo de contingencia europeo que puede activarse, Puig ha señalado que tiene que solicitarlo el Gobierno de España, una cuestión que mañana reiterará al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su visita a Castellón.

Por ahora no se han cuantificado los daños causados por Gloria en la Comunitat Valenciana pero los ayuntamientos pueden actuar por vía de emergencia, y el Gobierno valenciano ha abierto el plazo para que se presenten los daños y articular ayudas.