EFEValència

La empresa valenciana Bionicia y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han lanzado Proveil Biomask, la primera mascarilla biodegradable, que tiene la misma tecnología de nanofibras que las mascarillas actuales pero que "al usarla y desecharla, afectará mucho menos al planeta".

El investigador del CSIC que ha desarrollado el filtro de nanofibras Proveil, José María Lagarón, ha destacado: "El objetivo es que después de ser usadas, la gente las pueda añadir al contenedor marrón de la materia orgánica, para que o bien se lleven al vertedero y allí se biodegraden en el suelo, o bien se lleven a las plantas de compostaje industrial para biodegradarse con el resto de la materia orgánica".

"El cuerpo de estas mascarillas se transformará en agua y abono, por lo que recomendamos, como se debería hacer con todas las mascarillas, separar del cuerpo de la mascarilla las gomas de las orejas, que no son compostables y el clip nasal para su reciclado", ha señalado en un comunicado remitido este miércoles por la empresa valenciana.

Lagarón ha explicado que este lanzamiento se basa en la línea de desarrollos y de compromisos que se ha adquirido con las instituciones públicas que les han cofinanciado, inicialmente, para resolver el problema del suministro de equipos de protección individual.

La directora de Marketing de Bionicia, Paola Dezi, por su parte, ha manifestado: "Creemos que la salud de la población no es algo a tener en cuenta solo a corto plazo, sino que es algo sobre lo que deberíamos trabajar día tras día. Por este motivo, vamos a lanzar la primera mascarilla de cuerpo totalmente biodegradable, incluso en el medio ambiente".

Según esta empresa, estas nuevas mascarillas biodegradables cuentan con una eficacia de filtración bacteriana superior a un 92 % y una eficiencia de filtración de aerosoles superior a un 85 %.

Asimismo, parte de los beneficios derivados de la venta de estas mascarillas será destinado al CSIC, que, a su vez, los volverá a invertir en proyectos de investigación para mejorar la calidad de vida de la población.