EFEValència

El temporal de lluvias registrado la semana pasada en la comarca de la Vega Baja ha sido el de mayor precipitación acumulada al menos de los últimos cien años, con un 40 % más de precipitaciones que el siguiente en volumen, el de la riada de noviembre de 1987.

En Orihuela, la capital de la comarca, se registraron 521,6 litros por metro cuadrado entre la madrugada del día 12 de septiembre y la mañana del 13, cuando la media anual no llega a los 300 litros, según los datos facilitados este jueves en una rueda de prensa por responsables de la Agencia Estatal de Meteorología en la Comunitat Valenciana.

Este temporal, provocado por una depresión aislada en niveles altos (DANA) a la que se sumó la entrada de vientos húmedos, es el de mayor adversidad en precipitaciones.

En el caso de la riada de Santa Teresa de octubre de 1879, que provocó más de mil muertos, fue provocada por las lluvias en la cabecera del Guadalentín, afluente del Segura, según ha explicado el jefe de Climatología de Aemet Comunitat Valenciana, José Ángel Núñez.

La DANA que se originó la semana pasada estuvo motivada por la configuración atmosférica conjugada con el adelanto del temporal de otoño al final del verano, y no se puede atribuir de forma directa al cambio climático, aunque es coherente con las predicciones que indican que las precipitaciones se están distribuyendo en los últimos años de forma más focalizada.

Según Núñez, no se puede decir que se ha producido porque el mar esté más cálido de lo normal, lo anómalo ha sido el factor atmosférico, la depresión aislada en niveles altos.

No obstante, atendiendo al entorno general de mayor calidez en el planeta y el mar Mediterráneo y de más vapor disponible en la atmósfera, es coherente con que haya un cambio en los patrones de precipitaciones y las predicciones para este siglo indican que en la Comunitat Valenciana habrá menos días de lluvia, mayor torrencialidad y tendencia a la disminución de la precipitación anual.

La fase más adversa del temporal se desarrolló desde la madrugada del jueves 12 hasta la mañana del viernes 13. Esa madrugada las lluvias torrenciales se concentraron en comarcas de la montaña del norte de Alicante y sur de Valencia, como Gaianes, L'Orxa, Beniarrés y Ontinyent, municipio donde se acumularon en una hora 65,4 l/m2 y 298,8 en el total del día 12.

Con el movimiento de la DANA hacia el norte, a primera hora de la mañana siguiente, hubo precipitaciones muy fuertes pero más cortas que el jueves y en total en Ontinyent se acumularon 401 l/m2 y en otras localidades del norte de Alicante y sur de Valencia fueron de 482,8 litros en Gaianes, 482,6 en Beniarrés, 413,8 en L'Orxa, 302,6 en Otos, 282,6 en Moixent, 277,8 en Muro de Alcoy, 276 en Orba y 256,8 en Agres.

En la Vega Baja el temporal descargó con más intensidad en dos fases, al mediodía del día 12, con 225 litros (184,4 en dos horas en Orihuela), y a primera hora del día 13, menos de veinticuatro horas después, con 191 litros acumulados entre las 7 y las 10 de la mañana (74,4 en una hora).

En total, en el pluviómetro de Orihuela de la Confederación Hidrográfica del Segura se acumularon 521,6 litros, en Jacarilla 404,6, en Crevillent 323,2 y en el embalse de la Pedrera, 321. Una precipitación como la acumulada en Orihuela equivale a una lámina de medio metro de agua sobre una superficie plana.

También en el aeropuerto de Alicante la intensidad fue torrencial la tarde del día 12, y se acumularon 67,6 l/m2 en una hora y un total registrado de 212,7 litros.

Por comarcas, la DANA dejó precipitaciones máximas, además de los 521,6 de la Vega Baja, 481,6 litros en El Comtat, 441,3 en la Vall d'Albaida, 399,9 en La Marina Alta, 285,9 en La Costera y 265,8 en La Safor.