EFEValència

Las administraciones implicadas en el cierre de playas han creado una Comisión Técnica Permanente para intensificar las inspecciones tras los casos ocurridos en València y otros municipios y ofrecer una solución a los procesos de contaminación de corta duración.

La constitución de esta Comisión ha sido acordada por responsables políticos y técnicos dependientes de la Conselleria de Agricultura, la Confederación Hidrográfica del Júcar y los Ayuntamientos de València, Alboraya y El Puig, ha informado la Generalitat.

La secretaria autonómica de Emergencia Climática y Transición Ecológica, Paula Tuzón, ha informado de que mañana viernes la Comisión celebrará su primera reunión y ha destacado la colaboración que ha habido entre administraciones desde "los primeros cierres".

"Lo primero es la salud pública, a nadie nos gusta cerrar playas pero estamos realizando un ejercicio de transparencia y garantía", ha manifestado la secretaria autonómica.

El concejal del Ayuntamiento de València Sergi Campillo ha apuntado tras la reunión que la extensa red de acequias del norte de València y de l'Horta Nord son el origen de la contaminación como hipótesis más probable, aunque ha incidido en que la única causa prácticamente descartada son las depuradoras.

En relación con las playas cerradas, las de Masamagrell y El Puig ya se han reabierto al público y solo se mantiene cerrada la playa norte de Pobla de Farnals, a la espera de los resultados de los análisis de las muestras que se tomaron el pasado miércoles y se conocerán este viernes, según ha indicado la Conselleria.