EFEValència

Los edificios comunitarios de 521 municipios de la Comunidad Valenciana deberán adaptar sus antenas colectivas de televisión antes del 30 de junio de 2020, fecha en la que cesarán las emisiones en las frecuencias antiguas, quedando únicamente las frecuencias definitivas.

El cambio de frecuencias se produce por el mandato europeo para liberar el Segundo Dividendo Digital, que permitirá el próximo despliegue de redes ultrarápidas 5G en la banda de 700 MHz (694-790 MHz).

El subdirector general de Planificación y Gestión del Espectro Radioeléctrico del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Antonio Fernández-Paniagua, ha informado hoy que para facilitar la transición y minimizar el impacto para la ciudadanía en los 521 municipios de la Comunitat afectados, "las cadenas de televisión que tienen que cambiar de frecuencia emitirán simultáneamente a través de las frecuencias nueva y antigua (simulcast) antes de proceder al cese de esta última a finales de junio de 2020".

En este nuevo periodo, en los edificios de tamaño mediano y grande se tiene que adaptar su instalación de antena colectiva de televisión para poder seguir viendo los canales en estas nuevas frecuencias destinadas para ellos.

Este proceso de cambio de frecuencias no implica la desaparición de canales de televisión, ni la obsolescencia de televisores ni descodificadores de TDT. Dado que solo afectará a aquellos edificios comunitarios equipados con sistemas monocanales o centralitas programables, los administradores de fincas deben contactar lo antes posible con una empresa instaladora registrada, para evitar el corte de emisión de algunos canales.

El pasado 21 de junio de 2019, el Consejo de Ministros aprobó mediante Real Decreto la concesión directa de subvenciones a las comunidades de propietarios afectadas, con el objetivo de minimizar el impacto de este proceso sobre la ciudadanía. La cuantía de la subvención oscila entre 104,3 euros y 677,95 euros por edificación, y se podrán presentar a través de la página web Red.es hasta el 30 de septiembre de 2020.

Los nuevos encendidos de frecuencias dan continuidad a los ya comenzados en 18 municipios de la Comunidad Valenciana el pasado 18 de septiembre de 2019. En ellos, el cese de emisiones en las antiguas frecuencias de TDT finaliza el próximo 3 de marzo.

Fernández-Paniagua ha explicado que con los cambios de frecuencias que se iniciaron en septiembre en la Comunitat Valenciana y los que dieron comienzo el pasado lunes 17, "casi 129.000 edificios comunitarios de tamaño mediano y grande, en los que residen aproximadamente 3.000.000 personas, adaptarán su instalación colectiva de televisión para poder seguir viendo los canales de TDT".

El Segundo Dividendo Digital es la banda de los 700 MHz, un espectro de la banda baja que se usará para el despliegue del 5G y que ofrece una elevada capacidad de penetración en interiores de edificios, además de garantizar la banda ancha en las zonas rurales.

El término "dividendo" tiene que ver con el ahorro de espectro radioeléctrico que supuso el paso de la televisión analógica a la digital, que permitió contar con nuevas frecuencias disponibles.

Actualmente, la banda de los 700 MHz está siendo ocupada parcialmente por la Televisión Digital Terrestre (TDT), que tendrá que dejar de emitir por estas frecuencias el próximo 30 de junio de 2020, tal como establece la Unión Europea, con el objetivo de garantizar un uso coordinado de las mismas en todo el espacio comunitario. El objetivo es dejar esta banda disponible para la prestación de servicios asociados a la telefonía móvil del 5G.