EFEMadrid

Las cremas solares, aunque son imprescindibles para exponerse al sol, no proporcionan protección total (ni siquiera las que tienen un factor 50), frente a la radiación ultravioleta, que daña el material genético y favorece la aparición del melanoma.

Una advertencia que ha hecho hoy con motivo del Día Europeo de Prevención del Cáncer de Piel, la doctora Berta L. Sánchez-Laorden, del Instituto de Neurociencias de Alicante, donde se buscan nuevos enfoques terapéuticos.

La doctora ha subrayado la importancia de tomar el sol con moderación, evitando exponerse en las horas centrales del día, ya que, según un estudio que publicó la revista Nature, del que es coautora, la radiación ultravioleta del sol puede llegar a la piel incluso con una crema solar con factor de protección alto.

Esta investigadora estudia las metástasis cerebrales del melanoma, cuya incidencia ha aumentado en los últimos años y responde mal a los tratamientos actuales, por lo que son responsables del 90 % de las muertes.

"Hasta un 75 % de los pacientes con melanoma avanzado, el cáncer de piel más agresivo, pueden desarrollar una metástasis cerebral. En sus primeras etapas, se puede curar mediante cirugía, pero la enfermedad metastásica avanzada tiene mal pronóstico en la mayoría de los casos y, lamentablemente, las estrategias para tratar a estos pacientes siguen siendo ineficaces", ha precisado.

Con el objetivo de diseñar mejores tratamientos, en su laboratorio se hace un abordaje multidisciplinar, desde la oncología y la neurociencia, para poder entender la biología del melanoma con metástasis cerebral, la evolución del sistema inmune del cerebro durante la progresión de la metástasis y cómo responde a los tratamientos", ha explicado.