EFEValència

La delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Gloria Calero, ha anunciado este lunes que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado colaborarán con las policías locales para controlar el confinamiento perimetral municipal de las ciudades de más de 50.000 habitantes durante los fines de semana y festivos.

Además, ha apelado al autocontrol en la limitación de las reuniones a los convivientes en el espacio privado al ser la inviolabilidad del domicilio un derecho fundamental.

Así lo ha trasladado Gloria Calero a la Generalitat Valenciana durante la reunión telemática de coordinación que se ha celebrado esta mañana para estudiar las nuevas medidas anticovid que ha publicado este lunes el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV).

Para el cumplimiento de las resoluciones que recogen las medidas restrictivas, la Generalitat había solicitado la colaboración de la Delegación del Gobierno de la Comunitat Valenciana y de los ayuntamientos, a los efectos de cooperación, en su caso, a través de los cuerpos y fuerzas de seguridad y de la policía local, para el control y aplicación de las medidas adoptadas, han informado fuentes de la Delegación del Gobierno.

Calero ha confirmado que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en la Comunitat Valenciana seguirán controlando como hasta ahora el cierre perimetral del territorio valenciano, la custodia de las vacunas que semanalmente llegan al aeropuerto de Manises, la concentración de personas en espacios públicos –con un plan específico de la Policía Nacional para evitar el consumo de alcohol en la vía pública-, así como el cumplimiento de las restricciones a la movilidad nocturna.

La delegada del Gobierno ha considerado que estas “medidas son necesarias para salvar vidas” y ha trasladado a la Administración valenciana la colaboración del Estado en este sentido.

"Quedémonos en casa, sabemos lo que tenemos que hacer para frenar la curva, no esperemos a que una norma nos lo diga", ha insistido este lunes la delegada. EFE

jfg/jc