EFEValència

El coordinador del Grupo de Recuperación de Memoria Histórica (GRMH) de València, Matías Alonso, ha señalado hoy que "en septiembre" quieren impulsar una serie de iniciativas para conseguir que el Gobierno o alguna institución intervenga en la repatriación del cuerpo del artista Miguel de Molina a España.

"Estas iniciativas pasarían por hablar con diferentes políticos y artistas para que se movilizaran, así como crear campañas para las redes sociales a través de las cuales se informase a la gente y se pudiese hacer presión para que el estado o cualquier institución tomase cartas en el asunto", ha asegurado Alonso a EFE.

El GRMH se ha movilizado este mes tras conocer que la Asociación Argentina de Actores quería exhumar el cuerpo del malagueño Miguel de Molina por el incumplimiento del pago durante seis años del alquiler del nicho, una cifra que ascendía a 115 euros.

Una fan del cantante de copla de Málaga, Juani Muñoz, informó del hecho a la Fundación Miguel de Molina, que este martes abonó la cantidad requerida para asegurar su permanencia en el panteón de la Asociación Argentina de Actores hasta 2020.

Según ha indicado Alonso, sus principales objetivos es que desde la instituciones de Andalucía, comunidad donde nació el cantante, como de Valencia, donde pasó sus últimos años antes de exiliarse a Argentina, puedan "tomar cartas en el asunto" y se consiga traer de vuelta a Miguel de Molina "antes de 2020".

Matías Alonso ha explicado que Miguel de Molina no solo residió en la localidad valenciana de Buñol los años previos a que acabase la Guerra Civil Española, sino que también realizó numerosas labores para la ciudadanía valenciana como actuaciones gratuitas en hospitales de heridos.

"La casa donde vivió en Buñol aún sigue en pie, y algunos de sus familiares que residen en el pueblo estarían muy contentos si se repatriase el cuerpo. El primer paso es el consenso de todos sus familiares para que Miguel vuelva a España, y el segundo, y más importante, que el Estado actúe", ha asegurado Alonso.

El coordinador de GRMH ha insistido en que hablará con el Ayuntamiento de València para que ayuden a que estas iniciativas puedan llevarse a cabo, y ha asegurado que hará llegar al alcalde de la ciudad, Joan Ribó, la propuesta de poner una calle en la ciudad en honor a Miguel de Molina.

"Este cantante no fue solo la voz de toda una generación, fue también uno de los mayores representantes homosexuales de aquella época, y traerlo de vuelta no solo significaría que España ya no se parece al país del que él huyó si no que sería un reconocimiento de los derechos LGTB y lo que sufrieron en aquella época", según ha dicho.

Con estas iniciativas, los objetivos principales de GRMH han sido "parar la exhumación del cuerpo y poder repatriarlo a España, asegurar la memoria histórica y difundir el legado de Miguel de Molina para que no se olvide lo que representó para una gran parte de la población".