EFEValència

Las playas de València vuelven poco a poco a la normalidad y permiten ya este jueves el acceso al baño tras haber visto ondear durante dos días la bandera roja, por el mal estado del mar a causa de un temporal que no ha alterado sustancialmente el devenir típico de agosto de este frente costero.

La piscina natural y urbana de la ciudad, inaugurada este año en la Marina, no se vio afectada por el temporal pero tuvo que cerrar la tarde del miércoles debido a un vertido de un barco amarrado en las inmediaciones, aunque según han explicado a EFE responsables del recinto, esta mañana ha vuelto ya a la normalidad.

La Policía Local ha publicado en su cuenta de Twitter que las playas valencianas han abierto con cuatro banderas verdes en la Malvarrosa, Cabanyal, Pinedo y Arbre del Gos, y cuatro amarillas en El Saler, La Garrofera, la Devesa y Recatí, cuando este miércoles hubo pleno de prohibiciones al baño.

De acuerdo con la información transmitida por Cruz Roja, en las playas de València ha habido pocas atenciones sanitarias por parte de la entidad, todas ellas de carácter leve: seis personas han recibido auxilio en la Garrofera y Devesa, cuatro en la Malvarrosa, tres en Mareny Barraquetes y una en Pinedo.

La entidad encargada de la protección de los bañistas en estas playas ha transmitido, a su vez, que los visitantes han respetado en general las normativas de baño y que, por ello, no ha habido ningún percance importante.

Las bibliotecas públicas situadas en la playa del Cabanyal y de la Malvarrosa han notado una disminución de la afluencia de público en los últimos días y el viento ha causado algunos desperfectos, ya solucionados según fuentes municipales.

En cuanto a la hostelería, el mal tiempo no ha afectado a su ritmo de trabajo, en gran parte porque muchos locales disponen de comedores internos a los que no les afectan las inclemencias meteorológicas.

Turistas procedentes de distintos puntos del país, y que han decidido disfrutar de las vacaciones en la costa valenciana, han expresado a EFE que, a pesar del mal tiempo, han ido estos días a la playa y a la piscina natural porque esto "no suponía inconveniente para su baño".

Y otros han preferido aprovechar este tiempo gris y lluvioso para ir al Bioparc, pasear por centros comerciales o disfrutar de las actividades culturales que ofrece Turisme València, como las proyecciones de cine en las playas de diferentes municipios de la provincia.

Precisamente, la cercana playa de Alboraya ofreció anoche, sin complicación alguna, la película de animación "Tadeo Jones II". Por Lydia Ferrando y Cristina Iglesias