EFEValència

El Palau de les Arts de Valéncia ha condenado hoy cualquier tipo de agresión sexual y violencia machista pero esperará a la resolución de las acusaciones en este sentido contra el tenor Plácido Domingo para adoptar las medidas pertinentes, aunque ha resaltado que el cantante no mantiene "relación laboral directa" con este centro cultural.

Este posicionamiento del Palau de les Arts se produce después de que nueve mujeres hayan asegurado que el cantante Plácido Domingo las sometió a acoso sexual según testimonios recogidos en un reportaje de la agencia AP, ante lo que el tenor ha respondido que creyó "siempre" que todas sus "interacciones y relaciones" con mujeres eran "bienvenidas y consensuadas".

Según Associated Press, ocho cantantes y una bailarina señalan a Domingo como autor de acoso sexual en la década de los años 80.

Fuentes de la Conselleria de Educación y Cultura han indicado que tanto el Palau de les Arts como el propio departamento del Gobierno valenciano condenan cualquier agresión sexual y actos de violencia machista en el mundo de la cultura en general, y de la ópera en particular.

Sobre la posibilidad de adoptar algún tipo de medida preventiva, las mismas fuentes han señalado que esperarán a que haya una resolución sobre estos hechos, y si se confirman, "actuar con contundencia y tomar las medidas pertinentes".

En cualquier caso, el Palau de les Arts recuerda que no mantiene ninguna vinculación laboral directa con Plácido Domingo, salvo el contrato estándar cuando interviene como cantante en una ópera dentro de la programación regular del centro cultural, aunque da nombre el Centro de Perfeccionamiento para cantantes de ópera que tiene su sede en el coliseo valenciano.

Además de ser uno de los integrantes del jurado que selecciona a los cantantes del Centro de Perfeccionamiento, Plácido Domingo actuará como cantante, en la temporada 2019-2020 del Palau de les Arts, en la ópera Nabucco, de Verdi, en diciembre de 2019.

En declaraciones a AP, el artista dice que le parece "doloroso" escuchar que pudo "trastornar" o "incomodar" a alguna mujer sin que importe cuánto tiempo haga de eso y a pesar de sus "mejores intenciones".