EFEValència

Un equipo de fútbol femenino nacido en Bolivia de la mano del Movimiento de Mujeres Indígenas del Mundo (MUMIM), creado por la investigadora valenciana Pilar Mateo, quien ayudó a erradicar el chagas en la zona donde residen estas mujeres, jugará este fin de semana en San Sebastián invitado por la Fundación Donosti Cup e Iberdrola.

Este equipo de mujeres ya participó en la Donosti Cup 1016, entrenada por Xabier Azkargorta, pero entonces lo hicieron sin tener una equipación, y ahora han vuelto, algunas de ellas ya siendo madres, para volver a jugar en San Sebastián, aunque en esta ocasión ya vienen equipadas.

Pilar Mateo, que estuvo viviendo con el pueblo indígena guaraní, en diversas comunidades muy pobres del Chaco boliviano donde erradicó al tripanosoma causante de la enfermedad (comúnmente llamado vinchuca) aplicando su pintura insecticida Inesfly, ha destacado a EFE que es un "milagro" que "siga creciendo" este equipo.

"El fútbol, como deporte de equipo, sirve allí para potenciar la imagen de unas mujeres estereotipadas como incapaces de mantener una actividad deportiva como esta", ha señalado.

Con su participación en este torneo organizado por la Donosti Cup, con el apoyo de Iberdrola y la colaboración de empresas como Chapanor y Dolores Cortés, "van a demostrar que su entusiasmo es una fe que mueve montañas".

Mateo ha subrayado que con la erradicación de la enfermedad parasitaria consiguió cambiar la vida de los habitantes de la zona, y ha señalado que en el caso de las mujeres, su pertenencia a un equipo de fútbol femenino "eleva mucho" su autoestima.