EFEValència

Los 100 nuevos rastreadores contratados para reforzar el rastreo de contactos de casos positivos de coronavirus en la Comunitat Valenciana ya han comenzado su actividad en el Hospital La Fe de València.

Los técnicos documentalistas se han incorporado a las labores de rastreo para ayudar a cortar las cadenas de transmisión del coronavirus, y según fuentes del hospital, los nuevos trabajadores han recibido formación por parte técnicos de Salud Pública acerca de cuestiones técnico-científicas del virus SARS-CoV-2, sobre herramientas recomendadas por la Organización Mundial de la Salud para establecer el rastreo de contactos y cuarentenas y técnicas de seguimiento a través de casos prácticos.

Los nuevos rastreadores contarán con diferentes recursos tecnológicos necesarios para llevar a cabo su trabajo desde La Fe, y se han habilitado en las salas de formación de este hospital puestos informáticos dotados con terminales telefónicos, además de desarrollar sus labores en dos turnos diferenciados, hecho que permitirá garantizar la distancia mínima de dos metros durante su jornada.

Estos nuevos contratos se han sumado a los 1.837 profesionales de Atención Primaria y Salud Pública que se están dedicando al rastreo de contactos y a 300 rastreadores militares del Ejército de Tierra que están realizando labores en territorio valenciano, más de 2.100 rastreadores operativos.