EFEValència

Especialistas en adicciones y salud mental advierten del "cóctel molotov" que supone la suma de soledad y consumo de alcohol en un posible nuevo escenario de confinamiento por la pandemia de la covid-19, como síntomas de pánico y ansiedad, depresión y otros trastornos mentales.

"La situación a la que nos enfrentamos cuenta con los elementos para la tormenta perfecta: aislamiento social, miedo y ansiedad ante la incertidumbre, sobreinformación y excesivo tiempo libre", asegura Miguel Ángel Harto, psiquiatra de la Unidad de Desintoxicación y Patología Dual de Vithas Aguas Vivas y de IVANE Salud.

Según datos hechos públicos desde el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, las primeras semanas de confinamiento arrojaron unas cifras alarmantes en el consumo de alcohol, ya que las compras de cerveza en supermercados aumentaron un 86,5 % en la semana del 6 al 12 de abril, las de vino un 73,4 % y las de licores fuertes un 93,4 % respecto a la misma semana de 2019, informa Vithas en un comunicado.

Harto recalca ademas que la soledad y el consumo de alcohol también pueden aumentar la aparición de trastornos depresivos "con el consecuente aumento del riesgo de suicidio", por lo que es muy importante reducir el consumo de alcohol.

El psicólogo de la Unidad de Desintoxicación y Patología Dual de Vithas Aguas Vivas y de IVANE Salud Alberto Manero añade que el consumo de alcohol "aumenta los síntomas de los trastornos de pánico y ansiedad, de la depresión y otros trastornos mentales, que, por añadidura, afectan no solo a quien consume, también a su familia".

Ante un posible nuevo escenario de confinamiento, Vithas Aguas Vivas ofrece una serie de consejos básicos para evitar el consumo de alcohol, como la actividad física, que fortalece el sistema inmunitario; comunicarse con familiares y amigos que lo apoyen y, en caso de resultar insuficiente, buscar apoyo de servicios locales.

Del mismo modo, aconseja crear un sistema de autosuficiencia con alguien de confianza y buscar ayuda adicional; "practicar el distanciamiento físico, pero no el aislamiento social" y evitar las señales de alcohol y los desencadenantes en televisión y medios de comunicación.

También recomienda mantener la rutina diaria, "concentrarse en las cosas que puede controla y tratar de mantenerse conectado", por ejemplo, a través de un entrenamiento diario, pasatiempos o técnicas de relajación.

Desde la Unidad de Desintoxicación y Patología Dual de Vithas Aguas Vivas y de IVANE Salud advierten asimismo de que la situación actual también puede suponer, en cierta forma, una ayuda para alejarse del consumo del alcohol en tanto en cuanto los eventos sociales disminuyen.

Los profesionales recomiendan también las intervenciones telemáticas para los trastornos por consumo de alcohol por parte de profesionales y grupos de ayuda mutua, ya que pueden ser menos estigmatizantes. EFE

eb/cbr