EFEValència

Los máximos responsables de los colegios de médicos de Madrid y Alicante han pedido "calma" y "prudencia" ante la detección de casos del coronavirus COVID-19 en España y han considerado que, en estos momentos, las autoridades no deben tomar "medidas drásticas" como la suspensión de eventos.

Así lo han puesto de manifiesto durante los Diálogos EFE Salud sobre instrusismo sanitario, organizados por EFE junto con la Asociación de Derecho Sanitario de la Comunitat Valenciana (ADSCV) y el Ateneo de Valencia.

El presidente del Colegio de Médicos de Madrid, Miguel Ángel Sánchez Chillón, y la presidenta del Colegio de Médicos de Alicante, María Isabel Moya, han coincidido en destacar la necesidad de transmitir "sosiego" y "confianza" en las autoridades sanitarias.

Sánchez Chillón ha asegurado que hay que transmitir "fundamentalmente calma, prudencia y no tomar medidas de forma drástica", aunque sí adoptar una "serie básica de medidas" como lavarse las manos o tener cuidado a la hora de "echar nuestra respiración cerca de alguien toser o estornudar".

Con esas cosas, ha indicado, es "mucho más fácil de lo que pensamos" evitar una enfermedad que se transmite por la vía respiratoria, "como la inmensa mayoría de enfermedades de transmisión aérea".

"No debe imperar ningún tipo de histeria colectiva ni de nada por el estilo, y por supuesto, no tomar más medidas que las básicas individuales", ha destacado.

Por su parte, María Isabel Moya ha recordado que se trata de una enfermedad nueva y eso "siempre genera incertidumbre, no solo a la ciudadanía, también a los profesionales porque nos enfrentamos a un nuevo virus, pero no deja de ser una enfermedad virológica que ya sabemos que tiene unos síntomas y una presentación parecida a la gripe".

No obstante, ha matizado que "no es una gripe, es una cosa totalmente distinta, solamente tiene en común que está producida por un virus pero ya sabemos que, por los datos que se nos ofrecen, tiene una baja mortalidad".

"Si es muy contagiosa, pero yo pediría calma, sosiego y confianza en las autoridades sanitarias, que estamos preparados y hay protocolos de actuación bien diseñados tanto por el Ministerio como por las Comunidades Autónomas para enfrentarnos a esta enfermedad", ha afirmado.

En España, el cononavirus no es epidemia ni pandemia todavía, se están produciendo casos aislados "que están absolutamente controlados" y por ello, ha dicho, hay que tener "calma, confianza y esperar a los acontecimientos, sobre todo a los casos que han llegado a Italia, que son los más próximos".

En su opinión, puesto en que España no hay epidemia ni pandemia,"no creo que en estos momentos haya que tomar decisiones drásticas como anular eventos deportivos o de otra índole".