EFEGandia (Valencia)

Los populares "youtubers" Keunam y Hermoti, especialistas en el doblaje en internet que han dado el salto a la televisión, defienden que la comunicación transmedia no es el futuro "sino el presente" y lamentan que algunos medios tradicionales sigan viéndola como una amenaza en lugar de una "aliada".

Keunam y Hermoti han abierto este jueves la novena edición del Congreso Internacional Comunica2, que se celebra en el campus de la Universitat Politécnica de València en Gandia y en la que colabora La Fundéu (promovida por la Agencia EFE y BBVA), con una charla en la que han defendido el humor como una herramienta "universal" que ayuda a lanzar mensajes y llegar a más gente.

Los dos "youtubers", con más de cien mil seguidores, saltaron a la fama con su parodia de la canción "Despacito" de Luis Fonsi a veinte voces de famosos, que tiene más de 16 millones de visualizaciones, y han dado el paso a la televisión con su participación en programas como Got Talent, Tu cara no me suena todavía o La Voz.

En una conversación con la Agencia EFE reflexionan sobre su trayectoria y el éxito de sus propuestas que "no es casual", aseguran, sino fruto de la "cultura del esfuerzo" y la constancia y de creer en uno mismo. "Quién piense que puede triunfar en el mundo digital sin ello se equivoca y puede acabar frustrado", advierten.

Hermoti, nombre "artístico" de Daniel Morales (Zamora, 1988), ingeniero aeronáutico de profesión, asegura que siempre tuvo una inquietud artística pero "hay limitaciones vitales que no te permiten hacerlo cuando quieres sino cuando puedes" y fue cuando tuvo independencia económica cuando decidió formarse en lo que le gustaba, el arte dramático y el doblaje.

Keunam, nombre detrás del que se esconde Manuel Bohajar (Murcia, 1989), sin embargo tenía claro que el arte dramático era lo suyo pero optó por Imagen y Sonido como una mejor salida laboral.

Con 21 años decidió coger sus ahorros y marchar a Madrid a estudiar Arte Dramático, y a la par creó un canal de Youtube en el que hacía versiones en castellano popular y "murciano" de los clásicos de Disney, que este año cumple diez años con más de 400.000 suscriptores y más de cien millones de visualizaciones.

A pesar del éxito, ambos advierten de que "no se puede sobrevivir" de Youtube pero sí que se puede utilizar como escaparate para dar el salto a otros medios y que para ello hay que destacar, ser auténtico y ofrecer algo propio.

Coinciden además en que "hoy es necesario que cualquier proyecto vaya acompañado de las redes sociales" como herramientas universales, y a ello se han sumado ya los medios tradicionales, incluida la radio. Obviarlo es a su juicio "un gran error".

El Congreso Comunica2 ha tratado en esta primera jornada además de los formatos transmedia, aspectos como la marca digital y neuromarketing, las nuevas formas de aprendizaje, la industria del videojuego o los nuevos formatos narrativos.

Marc Torrano, coordinador del proyecto educativo y formativo espacio3.net, ha alertado del peligro de las apuestas online sobre todo entre los jóvenes, un colectivo "más vulnerable", sometido constantemente a bombardeo de una publicidad que proyecta una imagen errónea de "éxito y dinero fácil" y que a su juicio la Administración debe regular.

Torrano cuestiona que esta publicidad se esté emitiendo en horario infantil, con deportistas famosos como imagen o que las casas de juegos patrocinen a los equipos de primera división, y señala de que las encuestas ya advierten de que el 56 % de los menores reconocen haber realizado alguna apuesta en algún momento.

Por su parte, el consultor empresarial y profesor universitario Pablo Vidal ha disertado sobre el "neuromarketing" y ha insistido en que "en Internet no solo se tiene que estar si no estar posicionado". "Las empresas que no se suban al tren de la tecnología y del ámbito digital tienen sus horas contadas", ha aseverado.

"Una persona con una buena estrategia, muchísima creatividad, un poco de estudio y un equipo competitivo puede estar compitiendo con empresas enormes", mientras que las que no tengan capacidad de adaptarse "no van a tener el retorno que esperan", ha advertido.