EFEValència

La promotora del festival Marenostrum Xperience ha anunciado que recurrirá la decisión de las autoridades de no permitir la celebración del evento porque aseguran que ha habido una "dilación" en la tramitación de la autorización "al haber tenido el expediente paralizado y resolverlo a un día del evento".

El festival estaba previsto para los ´dias 12 y 13 de julio en la Sala Canal de Pinedo pero la Generalitat le denegó el permiso por la afectación a la fauna del parque natural de la Albufera y por el riesgo para la seguridad vial, a raíz de los informes emitidos por la Conselleria de Agricultura y la Guardia Civil.

En un comunicado, la promotora asegura que cuando se procedió a resolver la tramitación de la autorización, ya no había margen para "subsanar los motivos esgrimidos".

"Nosotros no suspendimos el evento, nos obligaron a salir del recinto como si de un delito se tratara", declaran en el escrito, en el que "lamentan profundamente" las molestias ocasionadas a las más de 6.000 personas que tenían comprada la entrada.

El festival denuncia "el peregrinaje" al que se ha visto sometido por la falta de colaboración del Ayuntamiento, Agencia Valenciana de Seguridad y respuesta a las emergencias y la Conselleria de Agricultura.

Además, recuerda que el pasado 20 de mayo presentaron toda la documentación necesaria para la autorización del festival "con más tiempo del necesario", sin que hasta la misma semana la administración se hubiera pronunciado.

Por otro lado, según la empresa, en El Perellonet, el Palmar, Pinedo y El Saler sí se van a poder celebrar "actividades similares" e indican que ellos habían tomado todas las medidas necesarias para garantizar la seguridad y el respeto a la fauna y flora de la zona.

La compañía asegura que "se ha convertido en misión imposible sacar adelante un proyecto que, no solo favorece a una empresa, sino que genera ocio, turismo y beneficios económicos para la ciudad, entre otros".

Además, añade que a día de hoy, todavía no han sido notificados del informe negativo de la Dirección General de medio ambiente por el cual la Agencia Valenciana de respuestas y emergencias clausuró el evento.

El festival devolvió el importe de las entradas del festival e informó a través de un email a los clientes en cuanto supo que iba a ser imposible celebrarlo.