EFEÁvila

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha sostenido hoy en Ávila que la ley "posibilita" un "trato específico" para casos como el del buque Aquarius y sus 629 refugiados, que se dirige al puerto de València.

Al ser preguntado por la posibilidad de que a los 629 refugiados se les pueda dar un tratamiento similar a los que llegan en pateras, de manera que puedan terminar en un Centro de Internamiento de Extranjeros, el titular de Interior lo ha negado.

"Cuando digo que en todos los casos en materia de inmigración se aplica el principio de legalidad, también hay circunstancias excepcionales que la ley prevé", ha argumentado Fernando Grande-Marlaska, después de presidir en la Escuela Nacional de Policía de Ávila la jura del cargo de la XXXII Promoción de la Escala Básica de la Policía Nacional, integrada por 1.298 agentes, de los que 921 son hombres y 377 mujeres.

Al respecto, ha afirmado que el de los 629 refugiados subsaharianos del barco Aquarius es "un caso de circunstancias excepcionales, donde la propia ley posibilita un trato específico".