EFEValència

El conseller de Educación, Vicent Marzà, ha reivindicado este miércoles que los centros educativos de la Comunitat Valenciana son "espacios de detección" de coronavirus y no espacios de contagio, pues la inmensa mayoría de casos registrados las tres primeras semanas de curso han afectado a un solo alumno, como mucho a dos, por grupo.

"No se están produciendo contagios de forma significativa dentro de los centros, al contrario, estamos detectando lo que pasa fuera", ha asegurado Marzà en su comparecencia en Les Corts para hablar del inicio del curso y de las medidas contra la covid-19, donde ha asegurado que los casos positivos detectados hasta ahora se han producido "en su práctica totalidad" fuera de los colegios.

El conseller ha defendido que este curso "excepcional" se ha iniciado "con la máxima normalidad posible" y una incidencia "bajísima de afectación" del virus, pues solo el "0,75 % de las aulas" han tenido alguna incidencia derivada de la covid, y ha destacado que la Comunitat es de los territorios de España con menos afectación.

Ha afirmado que se ha podido volver a las aulas con "la máxima presencialidad posible" gracias a la implicación de toda la comunidad educativa y a que se han movilizado 200 millones de euros para contratar 4.500 docentes, bajar la ratio de las aulas o contratar 3.000 monitores de comedor, y cerca de 17 millones para adquirir el material necesario para adaptar las aulas.