EFEValència

El mes de mayo de 2020 en la Comunitat Valenciana ha resultado extremadamente cálido,, con una temperatura media de 18,7 grados, 2,2 superior a la media de referencia; y ha sido pluviométricamente normal, con una precipitación acumulada de 44.3 l/m2, un 6 % inferior a la del promedio de 1981-2019 (47,3 l/m2).

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha informado de que este mes ha sido el segundo más cálido del siglo XXI, tras mayo de 2015, y está entre los cinco más cálidos de la serie histórica, desde 1950.

Salvo los días centrales del mes, cuando la nubosidad y las tormentas dejaron un ambiente algo fresco, el resto las temperaturas fueron más altas que el promedio normal, con dos picos cálidos muy destacados alrededor de los días 2 y 22.

Las temperaturas más altas se registraron el día 2, con 34.5 grados en Sumacàrcer y 34.2 en Carcaixent, día en que la temperatura mínima en València fue de 20 grados de forma que es la noche tropical (mínima superior o igual a 20) más temprana registrada en el observatorio de los Viveros, cuyos registros comenzaron en 1938.

Por el contrario, las temperaturas más bajas se registraron a mitad de mes en zonas altas y fondos de valle del interior de la mitad norte, con 3,7 grados de mínima en Vilafranca (Castellón) el día 13, y valores próximos a 5 en otras localidades de la zona.

La temperatura superficial del mar en el Mediterráneo occidental ha llegado a superar a final de mes los 22 grados, son más 2 más que el promedio climático normal.

Por provincias, el mes ha tenido un carácter pluviométricamente normal en Alicante y Valencia, y húmedo Castellón, con precipitaciones acumuladas entre los días 9 y 16 en forma de chubascos acompañados de tormenta que localmente tuvieron intensidad muy fuerte y con granizo.

En concreto, en cuatro zonas repartidas en pequeñas áreas de las tres provincias se han superado los 100 l/m2 en el mes de mayo: en el norte de la provincia de Castellón, 135.8 l/m2 en Fredes y más de 104 en Alcalà de Xivert y Torreblanca; en la zona de La Hunde (Ayora-Valencia), se han registrado 130 l/m2 y en localidades de la montaña del norte de Alicante, el acumulado fue de 150.5 en l’Orxa.Los puntos de menos precipitación acumulada durante el mes se han situado en los litorales de Alicante, València y sur de Castellón, con ejemplos como Gilet, con solo 14.2 l/m2, en Almenara 15.8 y 16.2 en Oliva.

En función a la precipitación normal en cada punto, mayo ha sido pluviométricamente normal la mitad del territorio, húmedo en un 30 %, seco en un 18 % y en el resto muy húmedo o extremadamente húmedo.