EFEValència

Varios centenares de médicos se han manifestado esta sábado en Valencia para reclamar a los gobiernos central y autonómico mayores inversiones tanto en infraestructuras sanitarias como en recursos humanos para lograr una asistencia de calidad y evitar colapsos, que no sólo se han producido durante la pandemia de la covid-19 sino que ya se arrastraban con anterioridad en atención primaria y hospitalaria.

La protesta, que ha reunido a unas 300 personas según datos de la Asociación Médicos Unidos por sus Derechos (MUD), se ha iniciado a las 12 horas en la plaza de San Agustín y ha terminado sobre las 13.30 horas en la plaza de la Virgen, en un recorrido en el que los manifestantes, que iban con batas blancas y mascarillas, han guardado las distancias de seguridad y han recibido el respaldo del público que les ha aplaudido desde los balcones.

En la cabeza de la manifestación figuraba una pancarta con el lema "Más inversión, mejor sanidad. Más inversión, menor precariedad", que resumía las tres principales reivindicaciones del colectivo médico: más inversiones, aumento de plantillas y garantizar la sostenibilidad del sistema sanitario.

En declaraciones a EFE, el presidente de la asociación MUD-València, Enrique Alfonso, ha declarado que el colapso que se ha producido durante el estado de alarma por el coronavirus covid-10 "ya existía con anterioridad porque hay un déficit crónico de plantillas", por lo que ha pedido a las autoridades sanitarias que "tomen las riendas del problema, den soluciones y establezcan unos criterios mínimos para poder dar a la ciudadanía una atención sanitaria de calidad".

Enrique Alfonso ha resaltado la necesidad de acabar con la temporalidad para evitar que un 30 % de los residentes tengan que irse al extranjero. "Sin contratos fijos, la atención sanitaria irá a peor. Doce años enlazando contratos temporales ponen de manifiesto los fallos del sistema y la necesidad de regularizar la situación. Con esta política de personal, la propia administración incurre en un posible fraude de ley".

Estas manifestaciones (al igual que en València, este sábado ha habido protestas en diversas provincias españolas) "son una llamada de auxilio para que las autoridades no esperen dos o tres meses en dar soluciones, pues ya hemos visto lo que ha pasado con el coronavirus", que es consecuencia de los recortes realizados con anterioridad en materia de Sanidad.

Otra de las reivindicaciones del colectivo médico, según Enrique Alfonso, es asegurar la sostenibilidad del sistema. "Si se sigue gestionando mal, sin tener en cuenta a los profesionales las consecuencias serán desastrosas: mayores tasas de mortalidad, masificaciones en consultas y quirófanos... La asistencia sanitaria irá a peor".

El presidente de MUD-València ha pedido a la clase política que "tenga en cuenta a los profesionales médicos, que los hay y muy buenos, a la hora de buscar soluciones a un colapso sanitario que no es producto de ahora, sino que es consecuencia de muchos años de precariedad laboral".