EFEValència

Moses Von Kallon, representante de la asociación Aquarius Supervivientes, ha lamentado que, tras cuatro años de la llegada del buque de rescate al puerto de València con 629 personas a bordo, las autoridades "nada han escuchado" y teme que un cambio de Gobierno con presencia de la ultraderecha "pueda empeorar nuestra situación".

Moses Von Kallon ha hecho estas declaraciones a EFE con motivo de su participación este viernes en el Festival Internacional de Cine y Derechos Humanos de València, Humans Fest, organizado por Fundación por la Justicia.

La programación del certamen incluye este año una proyección y un coloquio con motivo del 4º aniversario de la llegada del Aquarius al puerto de la ciudad, que se produjo el 17 de junio de 2018.

Se proyectará el documental "Libia: infierno sin salida", un documental sobre la situación de miles de personas recluidas en los centros de detención en Libia, donde el hostigamiento es constante y la milicia ejerce un papel interesado en cuanto al tráfico de personas. Hoy en día miles de personas refugiadas malviven allí en condiciones inhumanas.

Su directora, Sara Creta, estará presente y participará en un coloquio posterior al que se sumará Moses Von Kallon, y que estará moderado por Mila Font, delegada de Médicos Sin Fronteras en Valencia. En el encuentro se reflexionará sobre la actualidad en el Mediterráneo y los efectos de las políticas migratorias europeas.

Von Kallon fue una de las 629 personas que llegaron en el barco de salvamento Aquarius, de las ONG SOS Méditerranée y Médicos Sin Fronteras. Todas ellas fueron rescatadas en aguas de Libia tras la negativa de las autoridades de Malta e Italia a acogerlos. Esta operación de ayuda humanitaria se denominó "Esperanza del Mediterráneo".

El representante de las personas migrantes del Aquarius ha indicado que el objetivo de este coloquio es "dar visibilidad a lo que está pasando, a la realidad dura" y dar voz "a muchas personas que no tienen posibilidad de hacerlo".

También será una ocasión para "hablar de las cosas que están pasando en esa parte del mundo". En Libia, ha dicho, "se sufre mucho, la policía hostiga a las personas y tienen mucho miedo".

Un miedo que se traslada ahora mismo a las personas que llegaron a España por ese u otros métodos y que carecen de documentación ante la proximidad de la celebración de elecciones. "No sé cómo nos irá, si el Gobierno actual no gana las elecciones", ha dicho Moses, "¿qué va a hacer con nosotros un nuevo Gobierno".

A su juicio, "podría ser mucho peor, podría ser Vox u otro partido que no sabemos cómo van a tratar a los inmigrantes".

Él, que llegó huyendo de la situación en su país natal, Sierra Leona, tiene documentos que ha conseguido vía arraigo laboral, pero "no tienen esta situación regularizada la mayoría de personas que llegaron y viven en Valencia".

La llegada del Aquarius fue positiva, ha explicado, "pero después no se ha hecho presión desde las autoridades para regularizar la situación" de las personas que llegaron. Se resolvieron positivamente muy pocas solicitudes de asilo y se retiró al poco tiempo la "tarjeta roja" que se les otorgó pero que solo servía durante seis meses.

En este sentido, de las personas que pidieron asilo, 60 han sido favorables y 93 todavía están pendientes y a la espera.

Por ello no cesa en su empeño de "movernos para dar visibilidad a la situación". "Estamos aportando y queremos seguir concienciando a través de charlas en colegios, facilitando clases de español, fomentando la integración y formando parte de la comisión mixta" coordinada por la Generalitat para la atención y acogida de personas refugiadas y desplazadas forzosamente.

El festival Humans Fest, organizado por Fundación por la Justicia desde 2009, celebra su XIII edición gracias al apoyo de la Generalitat, el Ayuntamiento de València, la Diputación de Valencia y Caixa Popular. También colaboran más de 30 organizaciones y entidades y un amplio equipo de personas voluntarias.