EFEDénia (Alicante)

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha destacado que la labor de los mil jóvenes auxiliares de playa que, desde hoy y hasta el 7 de septiembre, prestan sus servicios en localidades costeras de toda la Comunitat Valenciana contribuirá a ofrecer la "máxima seguridad" en el baño y el cumplimiento de la normativa de prevención de la covid-19.

Así lo ha manifestado el jefe del Consell durante la visita a la playa del Marge Roig de Dénia, donde ha mantenido un encuentro con jóvenes auxiliares de playa que han iniciado sus tareas de información sobre las normas de protección frente al coronavirus en las playas de esta población.

El president ha estado acompañado de la consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo, y del alcalde de la ciudad y presidente de la Comisión de Turismo de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias (FVMP), Vicent Grimalt.

Puig ha subrayado que los jóvenes auxiliares de entre 18 y 30 años contratados por las Generalitat para este cometido "representan el mejor rostro de un 'Mediterráneo vivo y seguro': el de la hospitalidad", y ha agradecido la colaboración mostrada por los ayuntamientos, a cuya disposición se ha puesto una iniciativa que contribuirá a dar la "mayor atención posible" a las personas que visitarán este verano las playas de la Comunitat.

El president ha agradecido la colaboración de ayuntamientos en la puesta en marcha de esta iniciativa, que busca concienciar a la ciudadanía sobre la necesidad de tomar medidas de protección para garantizar un baño seguro en las playas durante el verano.

Además, ha subrayado el esfuerzo realizado la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias, la Dirección General de Función Pública y Labora para su puesta en marcha en tiempo récord.

Las principales funciones que realizarán os auxiliares de playa son velar por el cumplimiento de las medidas de distanciamiento social, colaborar en el control de acceso y aforos y asegurar el correcto uso de los itinerarios marcados para la entrada y salida.

También se encargarán de notificar las incidencias a la Policía Local y de llamar al 112 en caso de emergencia, entre otros cometidos.

Del millar de personas que han comenzado ya a prestar sus servicios como auxiliares de playas en el litoral de la Comunitat Valenciana, 234 lo han hecho en Castellón; 348, en Valencia y 418, en Alicante.

El contrato de estas personas se extiende hasta el 7 de septiembre de 2020 y, además, Labora ha realizado una preselección de 250 jóvenes más para suplir posibles renuncias o bajas del total de 22.324 personas que han solicitado optar a una de las 1.000 plazas ofertadas por la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias. EFE 1010065 ams-dsj