EFEValència

Las temperaturas mínimas de la Comunitat Valenciana han llegado a 2,3 grados bajo cero en Ademuz (Valencia) en una noche en la que se han producido aumentos de hasta cinco grados en Polinyà del Xúquer (Valencia) y descensos de cuatro grados en Xàbia (Alicante).

En el municipio de Vilafranca del Cid, en Castellón, donde el termómetro ha marcado 1,7 grados bajo cero, no se registraba una temperatura tan baja a estas altura del otoño desde hace 63 años (en 1957), según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Otras mínimas que han estado por debajo de cero se han medido en Fontanars dels Alforins, con -1,5 grados; o en Villena (Alicante), donde el termómetro ha llegado a -0,5 grados.

En la provincia de Castellón se han medido 1,7 grados en Fredes; 2,3 en Atzeneta del Maestrat; 2,6 en Morella; 3,5 en Montanejos y Castellfort; 4 en Segorbe; 5,4 en Vinarós y y 10,4 en Castelló.

En la provincia de Valencia, los termómetros han llegado a 1,7 grados en Utiel; 4,2 en Buñol; 4,8 en Ontinyent; 5,4 en Chelva; 6,5 en Xàtiva; 10,5 en Manises (donde el viernes la mínima fue de 6,6 grados); 11,3 en Polinyà del Xúquer (cinco más que la última jornada); y 11,6 en la capital valenciana (un grado más).

En las comarcas del sur, las mínimas han sido de 2 grados en Pinoso; 7,4 en Xàbia (4 menos que el viernes); 7,5 en Alcoi (un grado más); 10,4 en Alicante; y 10,8 en la pedanía iilcitana de El Altet.