EFECastelló

Gregal EcoDesign, el proyecto de moda sostenible, ética y responsable que tiene el mar Mediterráneo como eje de sus colecciones, ha presentado su nueva propuesta para esta temporada 2021 de bañadores elaborados con tejidos que provienen de redes y plásticos extraídos de los fondos mediterráneos.

Según han explicado fuentes de la empresa, España es el segundo país que más plástico arroja al mar Mediterráneo y el cuarto que más lo consume. En la actualidad, el plástico representa el 95 % de los residuos que flotan en el Mediterráneo.

Este problema "amenaza la reputación mundial que el Mediterráneo tiene por el turismo y la pesca, debilitando a las comunidades locales que dependen de estos sectores para sobrevivir". Las cifras de residuos plásticos arrojados al mar son alarmantes y Gregal EcoDesign "decide actuar en consecuencia".

Desde sus inicios, en 2018, Gregal Ecodesign se ha centrado en investigar tejidos autóctonos de la cuenca mediterránea, modernizando prendas originales de la región desde su taller en Artana como su primera colección de alpargatas, un sector tradicional de la sierra de Espadán.

En 2020 da el salto al sector de la moda baño con las prendas hechas con tejido que proviene de redes y plásticos extraídos del fondo del Mediterráneo.

En esta nueva colección "se une la impresión por sublimación, una de las técnicas más sostenibles y ecológicas que existen en la actualidad".

La colección Bona Mar se hace a mano desde el taller ubicado en Artana con tejidos que provienen de redes y plásticos del Mediterráneo y que imitan las texturas más de moda en la actualidad.

Se ofrecen ocho referencias que potencian el "body neutrality", un movimiento de mujeres reales y que al tener taller propio permite personalizar la ropa de baño y hacerla a medida para la clienta que así lo necesite.

El cuidado en la elección de los tejidos, la producción de las prendas y el envío a los clientes le han valido la certificación de empresa sostenible certificada por Ethical Time, así como el sello Huella Fiscal certificado por Knowcoster que certifica el impacto económico en el país de origen, según las mismas fuentes.

Además, Gregal EcoDesign colabora estrechamente con la ONG Xaloc, a la que destina un porcentaje de las ventas para el proyecto de hospital de caballitos de mar, donde se recuperan de su pesca accidental y se devuelven a praderas de posidonia para su inmersión al mar.

Gregal EcoDesign crea ropa y complementos "hechos al ritmo lento de las olas del mar, a mano, recuperando técnicas artesanales y con el mar y sus pueblos como vehículo de todas las colecciones". La compañía nace como respuesta al impacto medioambiental, social y ético de la moda en la sociedad apostando por diseño y tendencia, desarrollo local y visión global.